Poder sin responsabilidad

"Chronicle", Josh Trank (2012)

¿Qué harías tú si la casualidad te llevara a adquirir súperpoderes? ¿Salvar a la humanidad? ¿Luchar contra los malos? Naaaa, estoy seguro que un alto porcentaje de vosotros, entre el que me incluyo, lo usaríamos para nuestro propio beneficio: dinero, fama, poder… La vida real no es como en los cómics, ¿y quién quiere parecerse al desgraciado de Peter Parker?

Cuando el subgénero del found footage está empezando a dar muestras de agotamiento nos llega esta película, que ya se ha convertido en uno de esos sleepers del año. Sin una campaña publicitaria millonaria, ha conseguido mantener a los fans del género con los dientes largos hasta el día de su estreno.

Andrew es un pobre chaval, diana de las collejas de sus compañeros, ignorado por las chicas, solo se relaciona (y tampoco demasiado) con su primo, el guaperas Matt. Es un loser en toda regla, además no vive una fácil situación familiar: un padre alcohólico, violento (perfecto Michael Kelly) y una madre en estado terminal completan el cuadro.

Casi obligado por Matt, asiste a una fiesta que se celebra cerca de un bosque y allí será donde los dos chicos y Steve, una especie de young Obama, descubran un agujero. Dentro de éste hay una extraña y refulgente piedra, que los tres jóvenes tocan…

El tiempo pasa y el trío se hace inseparable, comparten un secreto: desde el extraño suceso en el bosque, han desarrollado poderes telequinéticos que van aumentando día a día. Tanto Matt como Steve se los toman como algo positivo, sólo buscando la diversión; pero Andrew comienza a desarrollar un reverso oscuro que hará que la historia tome un inesperado, violento y trágico giro.

Ese dolor y violencia que el pobre chico ha tenido que soportar toda su vida encontrará una vía de escape a medida que tome conciencia del poder que posee…

Película de imágenes potentes, que con unos más que resultones efectos visuales nos sitúan en esta visión realista de lo que sería si existieran los superhéroes en nuestras vidas cotidianas.

Max Landis, hijo del maestro John, nos muestra con este guión que es un soplo de aire fresco en la algo oxidada industria norteamericana. Dentro de poco podremos ver otra muestra de su talento con “Mr. Right”, dirigida por el sevillano Paco Cabezas.

Atención a la pelea final, que me ha recordado a la perfección el enfrentamiento entre Kaneda y Tetsuo en “Akira” y que resulta de una potencia visual acongojante.

En fin, empezamos este año, que va a ser muy superheróico (nos esperan “Los Vengadores”, “Batman” y “Spiderman”…), de una manera brillante y sin necesidad de capas, escudos o gadgets. Solo talento en estado puro.

 

Director: Josh Trank. Guionista: Max Landis. Intérpretes: Dane Dehaan, Alex Russell, Michael B. Jordan, Michael Kelly, Ashley Hinshaw. Distribuidora: Hispano Fox Film (EEUU; 2012)

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


7 × seis =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD