Fantasmada total

"Ghost Rider: Espíritu de Venganza", M. Neveldine, B. Taylor (2012)

¿Sabéis cuál es el problema con personajes Marvel como éste? Pues que son héroes de segunda, o tercera categoría. Claro, nosotros, tontos espectadores, esperamos esa gran película que por desgracia nunca llega (nos acaban vendiendo la moto con un tráiler resultón). Y es que esta nueva aproximación al personaje es mala, tanto o más que la dirigida por Mark Steven Johnson en 2007 (así como la que hizo de “Darevevil”, el tipo es una especie de Rey Midas, al revés…).

En primer lugar la cagan volviendo a darle el protagonismo a Nicolas “Caritas” Cage, al que me imagino hablando con los directores y apostando a que era capaz de poner una y mil expresiones distintas. Y es que el histriónico actor ofrece un carnaval del despropósito con su interpretación. No sabemos si el personaje que interpreta, Johnny Blaze, está obsesionado, loco o es que se mete algo potente…

Si a eso sumamos un guión flojo, flojito… imagina. El típico enfrentamiento con El Diablo (que sí, amigos, vuelve a vestir de traje de chaqueta, ¡qué original!), que reclama el alma de un chavalín (bastante insulso, todo hay que decirlo) que huye con su madre, una gitana jamona llamada Nadya. En medio de todo el embrollo, un curioso ángel que le pega mucho al frasco, interpretado por el gran Idris Elba, que no sé qué coño hace en esta peli, la verdad. Lo más alucinante es que en los créditos figura como guionista David S. Goyer, que ha participado en maravillas como la saga Batman de Christopher Nolan… y que debe tener un reverso, ya no oscuro sino chungo con los guiones de algunas pelis que firma (“Blade Trinity”, por ejemplo).

Carreras para un lado, para el otro y un aspecto visual que si nos impactó en la divertidísima saga “Crank”, aquí no tienen una especial razón de ser, aparte de marear la perdiz. Fuegos de artificio que no ayudan en nada y sobre todo hay algo: la película canta a baratucha. Está filmada en Europa del Este y cómo se nota que les ha costado tres dólares: carreteras perdidas en el quinto pino, zonas industriales abandonadas…

¿Lo bueno? El aspecto del Motorista Fantasma mola, todo requemado, con moto y todo. El hecho de que cualquier vehículo que conduzca se demonice no queda mal visualmente, pero ya os digo, todo esto no ayuda a que una historia más requemada que el prota y narrada mil veces, interese lo más mínimo. Y sale el bisojo más famoso del cine, Christopher Lambert. Aunque está viejuno, el pobre.

Ah, bueno, sí, hay otro elemento positivo en la peli: dura poco, poquito…

Espero que los jerifaltes de La Casa de las Ideas guarden a este personaje en el ático, junto al Hermano Vudú, el Hombre Cosa, Howard El Pato y tantos y tantos personajes que nunca deberían salir del mundo al que pertenecen, el de la viñeta.

 

Título original: Ghost Rider: Spirit of Vengeance. Dirección: Mark Neveldine, Brian Taylor. Guión: Scott M. Gimple, Seth Hoffman, David S. Goyer.  Intérpretes: Nicolas Cage, Idris Elba, Violante Placido, Ciaran Hinds, Johnny Withworth. Distribuidora: Sony Pictures (EE.UU; 2011).

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Un comentario

  1. javistone dice:

    Howard El Pato es un clásico, no me jodas!!! Y bueno, si la primera era una mierda de dimensiones bíblicas, poco se podía esperar de esta, o esto. A nicolas cage le deberían quitar el carnet de actor, si existe.

    Responder

Deja tu comentario


9 × cinco =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD