Me paso el día bailando

John Talabot, “ƒin” (Permanent Vacation)

En Reino Unido hablan de la electrónica patria, para Delorean o El Guincho, Albión no es tan pérfida. Los críticos de la biblia modernindie Pitchfork alaban el disco debut del catalán John Talabot. En The Guardian le dan un 5 de 5. Pero no nos hace falta que vengan los guiris a decirnos lo bueno que está el jamón. A Talabot lo hemos visto firmar la sesión más elegante del pasado Creamfields Andalucía que se celebró en Jerez. Y los que hemos escuchado el EP “Families”, estábamos deseando que este tipo que guarda celosamente su anonimato sacara un disco entero de una puñetera vez. Y todo ello sin leer publicaciones a las que les gusta más un hype que a un tonto un lápiz.

Da gusto escuchar que por fin se aprecia el producto nacional y viendo la producción no tiene nada que envidiarle a lo que encuentras en las cubetas de importación. Es poner el disco, escuchar la primera pista, “Depak Ine”, con esos sonidos ambiente de pájaros tropicales que rememoran el “Pacific State” de 808 State y saber que en este viaje te lo vas a pasar muy bien. Porque no te van a faltar los paisajes, porque vas a poder bailar y porque mirando hacia atrás también se puede disfrutar. Y va bien acompañado, bueno siempre lo ha estado, porque Glasser contribuyó bastante en el pasado a reforzar los temas vocales. Pero cuando produce junto a Pional, uno se da cuenta de lo importante que es el puente aéreo Madrid – Barcelona y uno da gracias al Señor porque la rivalidad deportiva y política no se extrapola a la música. Con él firma una de las canciones sobresalientes del disco.

Y también se lleva bien con sus vecinos, quien sabe si es por lo de hablar catalán en la intimidad, pero en “Journeys” le acompaña Ekhi de Delorean y firman un tema entre tropical y mediterráneo con una ramita de house que seguro que sienta de lujo bailado de noche. Pero el Johnnie también se sale del pellejo cuando de instrumentales se trata, sacando el house más primigenio que te invitan a gritar “Jack your body” cuando llevas 3 minutos bailando “Oro y Sangre” o “Estiu”. También cuando oímos esa voz negroide que se escucha en “So will be now”. Y no nos olvidemos del gusto que le ha cogido este hombre al dubstep, ése suavecito, que lo hace como metiendo nada más que la puntita. Cómo me recuerda “Missing you” y “Last land” a ese otro productor enmascarado que es Burial

Elegancia en la producción y gotitas de electrónica soft. A mí lo que me pasa es que me imagino qué haría este tipo si de pronto pusiese su música al servicio de un ataque de furia berserker o se hubiera pasado un mes despertándose con un disco de Fuck Buttons puesto como alarma en su equipo de música. ¿Qué hubiera pasado si este hombre hubiera puesto un poco más de tralla en su disco? ¿Difuminaría su talento compositivo a favor del sudor de la pista de baile?

FREEK! te recomienda:

Juan Antonio Huertas

Comenzó a ser redactor de FREEk! como parte de un tratamiento para superar su adicción al Varón Dandy vía oral. Hoy está casi rehabilitado. Le gusta la música, el cine y la literatura que le hace sudar, que le piten los oídos, le provoquen insomnio o poluciones nocturnas. No le presten dinero ni le llamen para las mudanzas.


Trackbacks para este artículo

  1. Tropical y geométrico | freek!
  2. “Creo que la escena electrónica siempre está en el ojo del huracán” | freek!
  3. “Todo va por modas” | freek!

Deja tu comentario


× 3 = seis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD