Abraham Boba. Ante todo, mucho oficio

 

Paso a paso, canción a canción, el vigués nacido David Cobas y transformado en Abraham Boba -por obra y gracia de la música- se ha convertido en un referente de nuestra escena. Con “Los días desierto” (Limbo Starr), su tercer álbum, se ha sacudido la etiqueta de crooner que le acompañaba desde sus primeros días y ha demostrado que en su baúl hay tanto espacio para el arte como para el oficio. No hay nada como una temporada en el desierto para aparecer transfigurado en un compositor tan inspirado como personal.

 

:mrgreen: : Dicen siempre que el tercer disco es aun más complicado que el segundo. Más que como confirmación, muchos artistas se lo toman como reválida. Y algunos como reinvención. ¿Cuál ha sido el caso con “Los días desierto”?
Todos los discos son complicados de hacer y a veces no conviene pensar mucho en ello, para no acabar en un callejón sin salida que te impida continuar. Por eso siempre es necesario, al menos en mi caso, cierto grado de inconsciencia a la hora de decidir grabar un disco. Yo soy mi mayor crítico y esto hace que le dé muchas vueltas a las canciones y al concepto de cada nuevo disco. En cualquier caso siempre dejo que mi estado vital se cuele en cada nueva grabación, y eso es lo que hace que cada disco sea distinto. Me gusta mucho más el concepto de reinvención que el de reválida y es algo que me gustaría seguir practicando. Aunque en el fondo no varíe tanto, a nivel de temática, por ejemplo, sí me gusta concebir cada nuevo disco como un cambio en la forma. En “Los días desierto” hay un claro cambio formal con respecto a los dos discos anteriores, aunque le siga dando vueltas al mismo tema.

:mrgreen: : Parece tu disco menos oscuro, incluso más eléctrico. ¿Qué ha cambiado respecto a los dos anteriores para operar el cambio?
Yo creo que es menos melancólico y menos triste que los anteriores. “Basura madura”, que es la canción que abre el disco, es una canción compuesta en modo mayor, según se dice un modo más alegre que el menor, pero no deja de ser una canción oscura en el envoltorio, con varias capas de ruido de distintos instrumentos. Otras como “Cosas que duelen” o “Algunas pequeñas verdades domésticas” sí son más luminosas. Siempre me gusta que existan claroscuros dentro de una colección de canciones, es algo que pasa en el día a día también. Sí es verdad que es menos acústico, de hecho no hay ni una sola guitarra acústica en todo el disco y la guitarra eléctrica y el hammond le dan ese carácter eléctrico.

“Yo siempre me he visto como un escritor de canciones con influencias de otros escritores de canciones como Cohen, Gainsbourg, Cave, Walker, etc…”

:mrgreen: : Cada nuevo disco tuyo te aleja aun más de tus primeras experiencias, Tedium y Belmonde, y no sólo en la distancia que dan los años. ¿Qué queda del músico de aquellos años en el artista de ahora?
Con cada nueva experiencia musical busco que haya alguna evolución. Tedium y Belmonde eran grupos pertenecientes a un contexto y a una época de mi vida que no tiene nada que ver con la de ahora. Además no eran proyectos 100% míos, sino grupos en los que cada integrante aportaba su personalidad. Aún así la música es acumulativa y supongo que lo que yo hago ahora como Abraham Boba sería muy distinto si no hubiese pasado por esas experiencias. Hay algunos músicos que con 20 años ya tienen claro un discurso propio y otros que necesitan más tiempo y más experiencias para encontrarlo. Yo, sin duda, estoy entre éstos últimos.

:mrgreen: : Has tocado y tocas como músico para otros compañeros como Nacho Vegas, Julio de la Rosa, Aaron Thomas… ¿cuánto hay en la carrera de Abraham Boba de oficio, por encima de las consideraciones digamos artísticas?
A mí siempre me ha gustado ver la música con esa parte de oficio. Es decir, no me fío mucho de los músicos que tan solo se consideran artistas. Creo que la música es un lenguaje infinito y es muy enriquecedor aportar parte de tu visión de la música a los proyectos de otros y que otros te den un punto de vista diferente a la hora de escribir una canción. Escribir canciones es un oficio distinto al de tocar un instrumento, aunque a veces se acaben mezclando. Toda la gente con la que trabajo se toma mucho tiempo y muchos quebraderos de cabeza para escribir canciones y eso es algo que valoro. A mí me gusta dedicar tiempo a ambas cosas, a tocar el piano y a escribir mis canciones.

:mrgreen: : Otros colegas colaboran contigo en este disco, como Ana Galletero (Travolta) y Raúl Pastor (Rauelsson). ¿Cómo surgieron estas colaboraciones? ¿Fueron pensadas de antemano?
Fueron surgiendo a lo largo de la preparación del disco. A Ana la conocí en Madrid y nos hicimos buenos amigos. Me gustaba su aportación en Travolta y en lo que Joaquín Pascual viene haciendo en solitario desde hace unos años (que por cierto, me encanta). A Raúl lo conocí a través de Julio de la Rosa. Su último disco como Rauelsson es una maravilla. Coincidimos en algunos conciertos y él se atrevió a hacer coros en algunas canciones nuevas que iba presentando en esos conciertos. Así que a la hora de empezar a grabar el disco ya tenía claro que quería que hubiese muchos coros (algo que no había usado nunca) y que los grabasen Ana y Raúl. Decidí grabarlos juntos con un solo micro, como antiguamente. Yo tocaba las canciones al piano y ellos iban sacando armonías vocales. Es una de las cosas de las que más orgulloso estoy de este disco y es curioso que a veces sea difícil descubrir si la voz que suena es la de Ana o la de Raúl.

:mrgreen: : El disco lo has grabado en esta ocasión en El Cariño de Edu Baos, con la mano extra de César Verdú (Schwarz). Tiene pinta de temporada en familia. ¿Qué buscabas al cambiar tu habitual Paco Loco por nuevas compañías en la pecera?
Sí, realmente el disco tiene mucho de temporada en familia. Y, bueno, eso es algo que también consigue Paco en sus grabaciones, pero en este caso lo que me llevó a hacerlo en Zaragoza fue el tiempo del que podía disponer de estudio. Edu Baos me propuso entrar en la banda como bajista y dio la casualidad de que tiene un estudio. Esto hacía que pudiese probar más cosas en la grabación, que a diferencia de las dos anteriores era más abierta, llevaba los temas mucho menos cerrados. Edu y César ya habían trabajado juntos en otras grabaciones y me pareció un buen equipo para ayudarme en la grabación. Los tres somos de la misma generación y nos llevamos muy bien. No había ningún tipo de presión o de tensión en la grabación y esto también se nota.

:mrgreen: : Con tus primeros discos se te catalogó de manera muy rápida como una suerte de crooner, a mí personalmente me das más el tipo de songwriter, a la manera de un Costello o si me apuras Stephen Merritt. ¿Te encuentras más cómodo en esos trajes que en el de un Sinatra?
Supongo que entre que toco el piano, mi tesitura de voz es grave y visto de traje se creó esa imagen de mí en el primer disco, también como contraposición a lo que suele ser habitual en la escena independiente de este país. Yo, personalmente, no la comparto demasiado. Para mí los crooners son cantantes de otra época, un estilo que ya no existe y entre los que sí están Bing Crosby, Sinatra o Tony Bennett. Y digo cantantes y no compositores. Yo siempre me he visto como un escritor de canciones con influencias de otros escritores de canciones como Cohen, Gainsbourg, Cave, Walker, etc… a los que erróneamente se les ha catalogado también como crooners. De todas formas creo que me he ido cargando poco a poco esa imagen, de tal forma que si alguien escucha este nuevo disco sin habe

 

FREEK! te recomienda:

Tali Carreto

Siempre me tiró el lado oscuro: de renacuajo me metía debajo de las sábanas con una linterna y un libro. Menos mal que no me dio por las velas. Luego llegaría la sala del cine: tengo el record mundial de visionados de "Tiburón". Y al final, los antros: en una ocasión una chica se rompió el tobillo bailando lo que yo pinchaba. Literalmente. Catacrack. Pero un día vi la luz y con los Guisado bros. como jedialiados alumbré al mundo la FREEk!, el Monkey Week y algún que otro sarao interplanetario. No está mal para alguien que no sabe girar a la izquierda, como Zoolander.


Deja tu comentario


2 + = ocho

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD