Dani Llamas. Cuando la odisea va por dentro

Imagínense por un momento que a Zack Snyder, en lugar de darle por poner a darse ostias a 300 tíos en taparrabos, le hubiera dado por colarnos una historia intimista a lo “Solas”. Pues bien: así suena “Minor Epic” (Red Vanette), segundo largo de Dani Llamas en solitario, aunque bien arropado por amigos varios. Más oscuro que su debut, un cancionero de rompe y rasga que refleja tormentas internas y épicas de andar por casa. Sublime, oiga.

 

:mrgreen: : Tus canciones suenan ahora más desnudas, y a la vez, has cuidado como nunca los arreglos. ¿Es una perogrullada o llevo razón en lo que digo?
Llevas razón. Lo simple es siempre lo más complicado. Pero este disco era más sobrio, y había que ser muy conciso en cuanto cómo tenía que sonar.

:mrgreen: : Lo de “Minor Epic” le viene como anillo al dedo al álbum…
Tenía varios títulos para el disco, siempre miro a las canciones, para ver qué dicen todas en su conjunto y una parte de “No More Fun” habla de las épicas pequeñas, de la lucha interna que tenemos por controlar nuestra fuerza de voluntad. De eso va el disco, y de ahí el título final.

:mrgreen: : Hay momentazos dignos de soul, algo que parece increíble para quien conozca tu trayectoria.
Hace ya unos cuantos discos que se perdió la vergüenza en algún lugar del camino. He escuchado mucho soul en los últimos dos años, y seguramente haya algún ramalazo negro en mis canciones. Tampoco he inventado nada, pero poco a poco voy dando pasos hacia lugares distintos.

:mrgreen: : Los discos de Wilco y los últimos trabajos de Mark Lanegan se me vienen a la cabeza al oír “Minor Epic”. ¿Compartimos barco?
Sí, claro. Wilco son una gran banda, aunque igual se trata de compartir las mismas influencias: los Kinks del principio, Neil Young, Elliot Smith o los últimos Beatles. Lanegan o Dulli son otro camino que a veces se anda en las nuevas canciones, Paco Loco también me lo dijo desde el primer momento en que escuchó las maquetas.

:mrgreen: : En la grabación te has rodeado de amigos: Rafa de G.A.S. Drummers, Chuchi de Ledatres, Catu, Paco Loco…
Siempre intento tirar de mis amigos, porque con ellos me siento mucho más cómodo a la hora de grabar o de tocar en directo. Por suerte, estos amigos son también unos musicazos que te resuelven cualquier arreglo de una manera brutal.

:mrgreen: : También han colaborado en el álbum Ramón Rodríguez (The New Raemon) y Muni Camón.
Siempre intento convencer a Muni para que cante en mis discos. Me gusta demasiado su voz como para dejarla pasar teniéndola tan cerca. Lo de Ramón es diferente. Había un estribillo que me lo imaginaba con su voz, y no solo lo ha clavado, sino que me ha regalado unos “uuuhs” en el final de la canción que ponen la piel de gallina, amigos.

:mrgreen: : “Decalogy”, el último trabajo de G.A.S. Drummers, apuntaba un giro (más) en vuestra trayectoria, y vaticinaba en parte tu carrera en solitario. ¿Veremos a los Drummers juntos de nuevo?
Espero que pronto. Ahora nos estamos tomando un respiro merecido. Hemos estado demasiados años en la brecha y ha habido un desgaste considerable. Pero siendo como somos, no creo que esta pausa dure demasiado.

:mrgreen: : Comienzas gira con Grant Hart, que debe ser uno de tus ídolos, en unos días.
Te aseguro que cuando me pasaron una cinta TDK de 90 minutos con el “Surfer Rosa” de los Pixies en una cara y el “New Day Rising” de Hüsker Dü en la otra, allá por el año 93, nunca imaginaría que años más tarde en un cartel estaría el nombre de mi banda junto al de los Pixies y menos que iría de gira con Grant Hart presentando mi segundo álbum en solitario… Tengo muchas ganas de hacer esa gira, es un honor. Para mí es uno de los grandes, y a pesar de estar infravalorado, creo que se hará justicia con él.

 

FREEK! te recomienda:

Tali Carreto

Siempre me tiró el lado oscuro: de renacuajo me metía debajo de las sábanas con una linterna y un libro. Menos mal que no me dio por las velas. Luego llegaría la sala del cine: tengo el record mundial de visionados de "Tiburón". Y al final, los antros: en una ocasión una chica se rompió el tobillo bailando lo que yo pinchaba. Literalmente. Catacrack. Pero un día vi la luz y con los Guisado bros. como jedialiados alumbré al mundo la FREEk!, el Monkey Week y algún que otro sarao interplanetario. No está mal para alguien que no sabe girar a la izquierda, como Zoolander.


Deja tu comentario


seis × = 6

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD