Pee Wee Herman

Pese a ser un adulto, siempre vivió como ese niño que, inocente, recorría las calles subido en su brillante bicicleta. Peter Pan moderno que recibió las loas y aplausos de los miles de chavales que lo admiraban y seguían sus aventuras. Pero un aciago día tuvo que enfrentarse a la oscuridad que lo consumió y encarceló en el peor de los infiernos. Abandonado, vagó por las calles de la vergüenza y el olvido. Ésta es su historia…

Paul Reubens nació en Peekskill, Nueva York. Pronto sus padres, JudyMilton, se trasladaron a la soleada California, donde abrieron una tienda de lámparas.

El joven Paulie, además de ser un gran estudiante, siempre tuvo el gusanillo de la actuación dentro. Tal vez sus visitas al Circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey, donde respiró esa atmósfera, o el hecho de pasarse las tarde viendo la añeja serie “I Love Lucy” fue lo que hizo que le rogara a su padre que le construyera un pequeño escenario donde, junto a sus hermanos, hacía pequeños shows.

Comienza a actuar en teatros como el Asolo o el Players of Sarasota. Viaja a la Universidad de Boston, donde sigue con su pasión y finalmente es aceptado en el Instituto de las Artes de California. Pasaba entonces el tiempo estudiando, actuando y ganándose la vida como vendedor y cocinero.

Pero el joven Paulie era insistente, por ello trabaja en varios clubes nocturnos de la ciudad y aparece en el famoso programa “The Gong Show” (una especie de “El Semáforo” yanqui) donde realizaba un sketch con su amiga Charlotte McGinnis, bajo el nombre de Los Desternillantes Betty y Eddie.

Su fama iba creciendo dentro del mundo de los comediantes y entra a formar parte del grupo cómico The Groundlings, donde se pega seis años haciendo lo mejor sabía: hacer reír al respetable. Traba amistad de uno de sus miembros, el tristemente desaparecido Phil Hartman (¡la voz tras Troy McClure!), con el que escribe mucho material.

Y fue en estos años cuando nace su alter ego, el que le daría la fama: ¡Pee Wee Herman! Ese tipo que pretende ser chistoso, ante la incomprensión de los demás. Canijo, pelo engominado, vistiendo un traje que le viene dos tallas pequeño y con voz de cartoon.

Una vez creado el personaje sólo debía presentarlo en sociedad y así acudió a un casting para el programa“Saturday Night Live”. Pero el cómico Gilbert Gottfried, que tenía enchufe, le arrebató el puesto. Años después se chotearía de la caída en desgracia de Reubens en una entrega de los Emmys, lo que le acarrearía algún que otro problema…

Paul, ahora Pee Wee, con la ayuda de sus colegas de The Groundlings, preparó un espectáculo llamado “The Pee Wee Herman Show” que se pegó cinco meses en el Paragon Theatre con el cartel de “No hay entradas”. Su fama creció a raíz de que la prestigiosa cadena HBO hiciera un programa sobre su show. Fans amantes de lo bizarro y raro empezaron a surgir como las setas. Le llovían las entrevistas, donde aparecía como una persona real, dejando a Paul en un segundo término. Incluso se refería a sus padres como HoneyHerman Herman. El personaje estaba devorando a la persona.

El éxito del personaje hice que Warner Bros pensará en él para protagonizar una cinta. Reubens quiso hacer un remake de “Pollyanna”, su película favorita, pero finlamente fue a un joven director llamado Tim Burton a quien se le dio la oportunidad de plasmar en la gran pantalla “La Gran Aventura de Pee Wee”. La película tuvo éxito, se convirtió en un film de culto y obtuvo buenos resultados en la taquilla.

Crea entonces para la cadena CBS el programa infantil “Pee Wee’s Playhouse”, donde da rienda suelta a todo su talento, creando un universo surrealista, kitsch y muy personal. Padres e hijos por igual se sentaban ante los televisores, entusiasmados.

Más películas, cereales, ropa, zapatos… Pee Wee se convirtió en un fenómeno social en los EE. UU. Pero Paulestaba agotado y se tomó un tiempo sabático. No sabía que la desgracia estaba a punto de alcanzarlo: en julio de 1991 fue arrestado por masturbarse en un cine para adultos. Su imagen, hasta ahora impoluta, se rompió en mil pedazos, así como su carrera.

Pee Wee desapareció, y a Paul no le quedó otra que hacer papelitos en películas como “Buffy The Vampire Slayer”. Pero cuando parecía que levantaba cabeza, en el año 2002 fue arrestado de nuevo por posesión de pornografía… Él puso la excusa de que en su ingente colección de material vintage existían fotos te temática pederasta que desconocía, pero a esas alturas no le creyó nadie.

¡Hasta Nike diseñó una colección de deportivas llamada “Héroes Caídos”, y además de Pee Wee, estaban Milli VanilliMC HammerVanilla ice…!

Con el paso del tiempo ha regresado, actuando en series como “Reno 911″“30 Rock”. En recientes declaraciones ha expresado su deseo de resucitar a Pee Wee, sacarlo del ataúd donde él mismo lo metió. Pero ahora ambos, Paul Pee Wee, son ya muñecos rotos.

 

FREEK! te recomienda:

admin


Deja tu comentario


+ uno = 2

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD