Un ejercicio de estilo…claustrofóbico

Buried

Ante esta película hay que quitarse el sombrero por varios motivos. En primer lugar, pocas producciones patrias han tenido una campaña de marketing tan perfectamente orquestada desde hace meses, convirtiéndola desde un primer momento en una cult movie.

Su director, Rodrigo Cortés, ha elaborado un producto internacional además una pieza de orfebrería, un verdadero tour de force cinematográfico y juega con todos los medios y trucos que el medio le ofrece.

Ryan Reynolds, su protagonista, interpreta al desesperado transportista Paul Conroy, que, sin comerlo ni beberlo, se convertirá en rehén, víctima involuntaria en un país al que sólo ha ido a buscarse la vida.
De su argumento es mejor sólo contar lo justo: Conroy se despierta dentro de una caja, enterrado, y sólo contará con un móvil para comunicarse.

Muñeca rusa que al abrirla nos desvelará secretos de la propia vida del protagonista, marioneta en manos de los terroristas y el todopoderoso gobierno yanqui, y cómo el infierno puede estar en un estrecho y oscuro cubículo.

Una advertencia: no generéis el síndrome “El Sexto Sentido”, por favor. Prohibido contar el final de la historia.

Título original: Buried (Enterrado). Director: Rodrigo Cortés. Guionista: Chris Sparling. Intérpretes: Ryan Reynolds, José Luis García Pérez (voz), Robert Patterson (voz), Samantha Mathis (voz). Distribuidora: Warner Bros. Pictures (España, 2010).

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


9 − nueve =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD