Bret Easton Ellis, Hollywood Babilonia

Bret Easton Ellis, el que fuera niño terrible de las letras norteamericanas, deja a un lado los elementos metaliterarios que poblaban su anterior entrega, “Lunar Park”, para retomar en “Suites Imperiales” a unos de sus personajes más queridos, Clay, aquel rico adolescente que iba de fiesta en fiesta. El protagonista de “Menos que cero” ha crecido y se ha convertido en un prestigioso guionista en un Hollywood lleno de sexo, drogas y crímenes. A su paso por España, el autor de “American Psycho” nos habló de las razones que le llevaron a realizar una continuación de su primera novela.

 

:mrgreen: ¿Por qué decidiste hacer una secuela de “Menos que cero”?
Releí “Menos que cero” hace unos ocho años, cuando estaba trabajando en “Lunar Park”, y, un par de días después de terminar de revisarla, me pregunté dónde estaría Clay en ese momento. Fue entonces cuando empecé a responder las preguntas que me estaba formulando sobre él. ¿Estará casado? ¿Dónde vive? Poco a poco, fui haciéndome un esquema de dónde podría estar este personaje. Terminé “Lunar Park”, hice la gira de promoción y, durante ese tiempo, comencé a escribir unas primeras ideas sobre Clay y su vuelta a Los Ángeles. Entonces era casi una historia de amor, donde se encontraba con Blair (la novia del personaje en “Menos que cero”), que estaba casada y con hijos. Ella iba a abandonar su familia por Clay, que vivía en Nueva York. Era más una historia de amor agridulce, pero la vida se interpuso. Fue cuando se convirtió en una historia de horror.

“Todos mis libros parten de un centro de dolor. Después escribo una novela a modo de terapia y, cuando la termino, sigo adelante y paso a lo siguiente.”

:mrgreen: ¿Qué ocurrió para que se produjera ese cambio de rumbo?
Fue debido a los tres años horribles que pasé en Los Ángeles. Así es como empezó la novela “Suites Imperiales”. Esta novela no es la que quería escribir; era la que necesitaba escribir. Necesitaba exorcizar estos sentimientos venenosos que tenía en el interior, provocados por las experiencias que estaba teniendo en mi vida.

:mrgreen: ¿Cuál crees que es la diferencia entre esta novela y su precedente?
Creo que es un libro más desnudo que el anterior. En “Menos que cero”, hablaba de un personaje, Clay, que no era capaz de expresar sus sentimientos porque no era lo suficientemente mayor para expresarlos. Ahora tiene más años y más necesidades. Está más centrado. En esta novela hay narrativa, mientras que en “Menos que cero” no había ninguna. Sólo era la historia de un chico que iba de fiesta en fiesta. Muchas cosas han cambiado. Muchos periodistas me preguntan por qué no han crecido los personajes. Quizá no lo han hecho de la manera tradicional que espera la gente. Creo que algunos de los personajes sí lo han hecho, aunque los veamos desde un prisma narcisista. Por ejemplo, para mí, que Blair tuviera dos hijos era importante, independientemente de con quién estuviera casada.

:mrgreen: Clay es guionista en este libro y tú trabajaste como tal en “The Informers”, la adaptación de “Los confidentes”. ¿Cuánto hay en “Suites Imperiales” de tu experiencia en Hollywood?
Todas mis experiencias en “The Informers” están de una manera u otra aquí. Desde darme cuenta que la película no funcionaba hasta la muerte de uno de los actores, Brad Renfro, que empezó a tomar drogas durante el rodaje. Si bien no lo abordo directamente en el libro, el dolor que me produjo la experiencia en mi vida personal y profesional de aquellos años sí esta reflejado en “Suites imperiales”. Me liberé de los sentimientos de esa época. Siempre hago eso con mis novelas. Todos mis libros parten de un centro de dolor. Después escribo una novela a modo de terapia y, cuando la termino, sigo adelante y paso a lo siguiente.

:mrgreen: Gordon Gekko vuelve. Clay, el protagonista de “Menos que cero”, lo hace en forma de nuevo libro. Son dos personajes emblemáticos de los ochenta. ¿Qué piensas de aquella época?
No pienso que tenga que ver con una moda de los ochenta. Creo que es algo más relacionado con los creadores. Yo estoy en un momento de mi vida en el que me interesa volver a ciertos personajes. Quería saber qué es lo que había ocurrido con Clay. No he hablado con Oliver Stone ni sé por qué ha hecho la segunda parte de su película. Yo diría que son cosas que ocurren. Cuando uno crea un personaje quiere saber en algún momento de su carrera qué ha ocurrido con él. Eso no significa necesariamente que vaya a comprobar dónde esta Patrick Bateman (el protagonista de “American Psycho”) o cualquier otro personaje del pasado.

 

FREEK! te recomienda:

Julio Vallejo

Creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Desde entonces lo ha hecho en Lainformacion.com, Europa Press, Freek Magazine, Cine para leer, Culturamas,Tendencias Magazine, Notasdecine.es, Aviondepapel.tv, los libros “Cine para leer” o la agencia Coveritmedia, entre otros medios.


Deja tu comentario


− 1 = seis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD