Sintes de colores

Nitoniko, “Selva de Mar” (Green Ufos)

 

¡Qué tiempos! Hace unos diez años, los de provincias empezamos a oír hablar de que había un barrio en Madrid que había sido recuperado para el uso civil, tras un deterioro físico y social de lustros, por el colectivo gay; se llamaba Chueca y molaba todo. Durante unos años, ese nombre fue sinónimo de modernidad, de tendencias rabiosas a las que apuntarse, independientemente de la orientación sexual de cada uno; hasta que, como sucede siempre, la gente se acabó cansando. Me vino esto a la cabeza escuchando el disco de Nitoniko.

Me pregunté si una de las señas de identidad de la pasada década fue la fortuna del Chueca Sound, etiqueta que, de existir, representaría mejor que nadie el dúo madrileño Ellos, y que no implicaría ni ser oriundo de la capital ni tampoco homosexual, pero sí jugar con una cierta ambigüedad, facturar tecno pop de querencia ochentera, a veces sonrojantemente ñoño, y con una frivolidad no escondida, sino más bien orgullosa .

El caso es que los revivals cada vez llegan antes, porque a mí me parece que hace muy poco tiempo de todo esto. Y, si resultaba un exceso comparar a Guille Mostaza con Carlos Berlanga, imagínense cómo sería confrontar al alma de la modernidad madrileña con Juanjo Pedro, vocalista de Nitoniko.

Con estos antecedentes, ya tendrán claro lo que ofrece “Selva de Mar”: pop de sintetizadores destinado a llenar de colores, más o menos estridentes, nuestras noches de fiesta gracias a declaraciones de principios como “El mismo cielo” o “Los chicos de ahora”. Me hago viejo, pero sigo sin querer perdérmelo.

FREEK! te recomienda:

Isaac Lobaton


Deja tu comentario


cinco + 1 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD