Con novedad en el frente

Álex Romero y López Rubiño


Compinches frecuentes desde sus tiempos mozos, Romero y López Rubiño reinciden como pareja creativa en una obra en dos actos y un epílogo que pone frente a nuestros ojos la barbarie y la sinrazón en tiempos de guerra. Una historia hilvanada entre el realismo más desgarrador y la fantasía más oscura que es ya uno de los títulos indispensables de la temporada. “La canción de los gusanos” (Norma) es de ésas que no se van de la cabeza.


:mrgreen: “La canción de los gusanos” recuerda al “Capitán Conan” de Tavernier, claro que aderezado con gotas de fantasmagoría victoriana, ecos de Tardi -creo que os perseguirá siempre, claro-, y el aura pesadillesco que tienen algunas obras de Daniel Clowes y el cómic de terror japonés más adulto…
A. R.: Todo eso y un chorro de aceite de oliva. “La canción de los gusanos” quiere ser una tragedia clásica con fantasmas agoreros y termina como western travestido de hazaña bélica.

Samuel Fuller decía que la guerra en el cine sólo sería realista si hubiera una ametralladora detrás de la pantalla y masacrase aleatoriamente a los espectadores. Quisimos meter un explosivo en dos de cada cinco ejemplares, pero a la editorial le pareció caro.

:mrgreen: ¿Estamos pues ante un cómic de terror… moral?
A. R.: Si no pertenece exactamente al género de terror, que adoramos, sin duda trata sobre cosas que nos dan mucho miedo. Y su aspecto moral se deriva, esperamos, de nuestra reticencia a sacar conclusiones por el lector.

:mrgreen: También recuerda a clásicos antibelicistas del cine en blanco y negro: “Senderos de gloria”, “Sin novedad en el frente”, “Remordimiento”… ¿visionasteis filmes como éstos antes de poneros manos a la obra?
A. R.: Los visionamos en su día, y todo Samuel Fuller, que mostró mejor que nadie que el realismo es otro artificio. ¿Sabes que Fuller decía que la guerra en el cine sólo sería realista si hubiera una ametralladora detrás de la pantalla y masacrase aleatoriamente a los espectadores? Quisimos meter un explosivo en dos de cada cinco ejemplares, pero a la editorial le pareció caro.

:mrgreen: : A muchos sorprenderá ver a López Rubiño alejado del humor. Pero todo humorista afinado encierra un analista feroz de la realidad, ¿no?
L. R.: Al final, por más que uno quiera, todo viene de la misma interpretación de la realidad, pero tocado con distintas partituras. Es como el músico que decide tocar un pasodoble, o “Paquito el chocolatero”, según su estado ánimo y el que va viendo en el público.

:mrgreen: :Habéis compartido viñetas desde los tiempos de El Batracio Amarillo. ¿Tenéis más proyectos juntos en cartera?
A. R.: Es más, venimos compartiendo viñetas desde los tiempos de la revista del instituto. Ahora andamos con la siguiente novela, que tiene que ver con el Mediterráneo, el ballet, la pintura, el sacrificio de vírgenes y una caja cerrada que podría contener la efigie de un monstruo.

:mrgreen: El hecho de los personajes del cómic respondan a nombres de escritores (Yeats, Thomas, Blake), filósofos (Donne, Watts), cineastas (Watkins, por cierto reconocido antimilitarista), críticos literarios (Empson)… ¿es un guiño buscado de antemano o es simple casualidad?
A. R.: Responde a criterios de sonoridad y al planteamiento teatral de la historia. En algún caso, como el teórico de la ambigüedad Empson, sí tienen que ver personaje real y ficticio, en un sentido más literario que biográfico. Pero sobre todo, lo que queremos es que los lectores se vuelvan locos buscando todo tipo de pistas, que terminen cabreándose con nosotros como con los guionistas de “Perdidos” y nos abofeteen con nuestro propio libro.

FREEK! te recomienda:

Tali Carreto

Siempre me tiró el lado oscuro: de renacuajo me metía debajo de las sábanas con una linterna y un libro. Menos mal que no me dio por las velas. Luego llegaría la sala del cine: tengo el record mundial de visionados de "Tiburón". Y al final, los antros: en una ocasión una chica se rompió el tobillo bailando lo que yo pinchaba. Literalmente. Catacrack. Pero un día vi la luz y con los Guisado bros. como jedialiados alumbré al mundo la FREEk!, el Monkey Week y algún que otro sarao interplanetario. No está mal para alguien que no sabe girar a la izquierda, como Zoolander.


Deja tu comentario


1 × cuatro =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD