Tiene gracia

Tachenko, "Os reís porque sois jóvenes" (Limbo Starr)

Momento bucle: nuevo disco de Tachenko y mismo debate. Que si la frescura, que si grisáceos, que si el gancho… ¿Para qué? Al final, todos sus discos se adhieren a la corteza cerebral con la tozudez de las garrapatas, así que a mí esta vez no me engañan.

Hay que empezar por ser serios y reconocer que tan siquiera “Nieves y rescates” entraba del todo a la primera escucha; en el número de junio definíamos ese trabajo como el disco que haría Julio Salinas: entrañablemente eficaz, pero algo enmarañado. Sí hubo una cierta depresión en “Las jugadas imposibles“, pero “Esta vida pide otra” recondujo al cuarteto zaragozano hacia la luz.

Más tachenkos que nunca, la producción ha corrido a cargo de Edu Baos, bajista del grupo, con el resultado de obtener su disco más personal. Ya lamento el tópico, pero Baos ha logrado algo único: destilar la molécula Tachenko. Todas las obras del grupo cuentan, por otra parte, con un cebo para engancharnos a ellas. En su día fueron “Amable” o “Robar y compartir”. Esta vez, ese cebo es “Vámonos”, exquisita balada de sentimientos encontrados (puro Sebas Puente); el tipo de composición dueña de la mayor de las ilusiones del pop, la de hacernos creer por un momento que es la primera vez que alguien aborda un asunto así. Tiren por ahí del ovillo que hay. Con Tachenko siempre hay.

Eso sí, por el camino se ha perdido algo de urgencia, ingenuidad y, también, gran parte de las genuinas yuxtaposiciones melódicas del grupo, así que, para la próxima vez, ojo con la química, que a veces mola dejarse contaminar un poco.

 

FREEK! te recomienda:

Isaac Lobaton


Deja tu comentario


3 × = veinte uno

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD