Cómo gritar sin articular palabra

Arnal Ballester



Hablar de Arnal Ballester es hablar de una vida en imágenes. Tras los expresivos ojos de este ilustrador barcelonés se esconde un universo gráfico indispensable para entender la ilustración contemporánea en nuestro país. Y tras su experiencia, numerosos premios nacionales e internacionales.



:mrgreen: : ¿Llamó el dibujo a su puerta desde temprana edad?
Lo que me diferencia del resto es que además de dibujar de pequeño, lo sigo haciendo de mayor.

:mrgreen: : Ha sido pionero, elevando a su categorÍa correspondiente el Premio Nacional de Ilustración inexistente hasta el 2008, ¿qué sensación provoca recibir tal galardón?
Es un paso importante que la Ilustración se equipare a otras disciplinas. El próximo paso será que ese premio sea otorgado a alguien que no sea ilustrador infantil. En este país parece que sólo hay ilustradores infantiles y dibujantes de cómic, pero hay una larga serie de campos y de ilustradores magníficos, que quedan relegados, y no tienen ningún reconocimiento cultural.

:mrgreen: ¿Qué proyectos le conmueven y le hacen implicarse con mayor pasión?
Cada vez me gustan más las cosas raras. Ilustrar libros se puede convertir en algo aburrido, por la manera en la que se edita en este país, con un tratamiento muy conservador. Los editores son cada vez más intervencionistas. Para mí, la prensa es un laboratorio de ideas. Hay alguien que elabora las páginas, que las mima. Me sirve para experimentar, dar vueltas a ideas y probar cosas que después aplico a otros campos.

:mrgreen: : La técnica en el oficio ha dado saltos inmensos. ¿Qué ha supuesto para usted el maremagnum digital?
Operativamente, me he adaptado muchísimo. Trabajo con Photoshop y con lápiz electrónico. La lógica de trabajo es idéntica a la lógica del dibujante-grabador, que no sólo trabaja con papeles y colores, sino que controla también el proceso de preimpresión. Curiosamente, el ordenador me ha servido para ser más artesano. Pienso que no existen diferencias, salvo el fetichismo. Yo lo respeto; como si te quieres poner unos ligueros y salir a la calle, me parece cojonudo. Trabajamos con representaciones, y lo importante es siempre el resultado que plasmas en la obra final y genera empatías. Lo otro son procesos subjetivos, que para mí no tienen el menor interés. Con el ordenador se puede hacer todo, excepto oler el papel.

:mrgreen: : Me llama enormemente la atención, su estilo figurativo y directo, ¿cuál ha sido la evolución de su manera de ilustrar en el tiempo y en el espacio?
Ha evolucionado enormemente, pero siempre he tenido un objetivo muy claro, y es la norma de la Bauhaus de que menos da más. Para mí, es mi actual dogma. No es que me gusten mucho los dogmas, pero creo que lo mas difícil es expresar mucho con poco y explorar los límites en los que las cosas dejan de tener significado precisamente por falta de datos. Para mí, el llegar a trabajar con muy pocos elementos, ha sido una lucha intensa. No te extrañe que dentro de unos años me vuelva muy barroco, de todo se cansa uno (Risas).

 

FREEK! te recomienda:

Pedro Perles


Deja tu comentario


siete + 3 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD