El padre del demonio

Mike Mignola



Hablar de “Hellboy” es hablar de un personaje de comic que ya ha trascendido a las viñetas. Cine, televisión, videojuegos, novelas, merchandising… En el marco del Saló del Comic pudimos hablar sobre esto y algunas cosas más con su creador, el gran dibujante Mike Mignola.



:mrgreen: “Hellboy” se ha convertido con el tiempo y el éxito en un personaje que sobrepasa las páginas del comic. Es un icono. ¿Qué control tienes sobre todo lo que se hace con él: cine, dibujos animados, merchandising…?
Tengo poco control en general, lo poseo sobre todo en los comics. Y en las películas no tengo ninguno. Aun así el director de las películas, Guillermo del Toro, ha respetado bastante algunas de mis opiniones para que yo estuviera involucrado en el proyecto. Por eso paso tanto tiempo trabajando en los comics, porque esa es la única parte en la que tengo control total.

:mrgreen: ¿Cuál fue su vinculación con las películas de “Hellboy”? ¿Tuvo algún tipo de diferencia creativa con el director, Guillermo del Toro?
Mi relación con Guillermo del Toro es bastante complicada, y por eso para mí es difícil ser objetivo con las películas. Hay cosas con las que he quedado muy contento y otras que yo no hubiera hecho. Al principio le di libertad total a Guillermo, le dije “adelante, haz lo que quieras…”, para que él también pudiera hacer su labor. No soy el tipo de creador que es celoso con su propia creación. En la primera película tuvo más en cuenta la historia, mis guiones. Lo que pasa es que me consultó mucho más para saber mi opinión sobre lo que hacía. En la segunda sabía lo que quería hacer, se sentía más cómodo con el personaje e introdujo su propio criterio de cómo había que hacerlo. Tuvimos algún que otro roce, pero aún somos amigos…

:mrgreen: Sabemos que ha seguido colaborando con Guillermo del Toro, con “El Hobbit”. ¿Hasta que punto está involucrado y si tiene libertad creativa total?
Ya he acabado con el proyecto, sólo he estado una semana. Mi participación ha sido muy pequeña en el proyecto. Aporté unas ideas, unos esbozos de creatividad y diseño, pero nada más. Como “El Hobbit” está muy definido de aspecto en “El Señor de los Anillos” no pude tener mucha libertad.

:mrgreen: ¿Se esperaba todo este boom a través de la película, el merchandising? ¿Pensó alguna vez en hacer como Alan Moore, y desentenderse de las adaptaciones de su obra?
Cuando creas algo que se llama “Hellboy” (el chico del Infierno) lo último que esperas es que sea tan grande. Lo primero, nunca pensé que fueran a hacer una película, y la productora ya poseía todos los derechos. Lo que en todo momento procuré fue poseer los derechos de edición, porque yo ya sabía que nunca haría personalmente la película. Pero siempre he querido tener los derechos de publicación. Igual derechos no es la palabra, más bien estar involucrado. Lo difícil de una película es que si no te involucras, es muy frustrante porque no tienes la última palabra. Las decisiones salen del director, no de mí. Yo he tenido suerte, si hubiera sido otro director tal vez me hubiera desentendido, pero al caerme bien y no desagradarme el proyecto decidí participar en la película.

Lo que quería con “Hellboy” era hacer una historia de fantasmas, combinada con una producción de serie B

:mrgreen: ¿Cómo fue el pasar de trabajar para las grandes editoriales, Marvel y DC, a tener los derechos de tu personaje? ¿Cuál es la relación que se establece al compartir su creación con otros artistas?
Lo que más lamento es que he tenido que dejar de dibujar muchas cosas debido a “Hellboy”. Empecé siendo dibujante para Marvel y DC y lo que no esperaba es haber seguido ese proceso, meterme en el negocio de escribir y dibujar. Me di cuenta, cuando me empezaba a involucrar en la película, que me estaba distanciando de la mesa de dibujo y si no encontraba a otro dibujante para colaborar con él, no podría seguir. Ahora lo que pretendo hacer alejarme un poco de la escritura y volcarme más en el dibujo.

:mrgreen: ¿Qué le ha influenciado al crear a “Hellboy”: folklore, literatura, cine, comics…?
Todo, porque sabía que era un tipo de personaje en le que podría meterlo todo, todo lo que me gusta y me interesa. Lo que quería con “Hellboy” era hacer una historia de fantasmas, combinada con una producción de serie B, una mezcla divertida.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cinco + = 11

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD