El orgullo de ser cretino

Davín

 

Si esto no es un milagro, que venga el monstruo del espagueti volador y lo vea: un puñado de tebeófilos gamberros llevan más de diez años publicando una revista de comics independiente, “Cretino”, con su premio del Salón de Barcelona y su nominación en el prestigiosísimo Festival de Angoulême. Para terminar de liarla, hace poco les dio por lanzarse a la edición de álbumes: empezaron con un sentido (y viscoso) homenaje al sexólogo favorito de todas las madres, Álvarez Rabo, y ahora le ha tocado el turno a Lagartija Nick, que acaba de publicar nuevo disco. Nos lo cuenta Davín, miembro prominente del Komando Cretino y uno de los principales impulsores de “Lagartija Nick, eternamente en vuelo”.

:mrgreen: : ¿Por qué un homenaje a Lagartija Nick y no, qué se yo, a Locomía?
Lagartija Nick es un grupo que me gusta de toda la vida, Locomía sólo me gustó una temporada. Es un grupo que ha evolucionado y que me ha acompañado durante muchos años, en los buenos y en los malos momentos, un grupo gracias al cual he entablado amistad con gente y que me ha hecho disfrutar. Lo mismo piensan muchos de los colaboradores, ¡yo creo que les debíamos algo así por todo lo que han hecho por nosotros!

:mrgreen: : Las colaboraciones son de lo más variopinto. ¿Han salido así de forma espontánea o habéis dirigido el proceso?
En un principio se trataba de un álbum dibujado por fans de los Lagartija. El Bute y yo contactamos con gente de la que sabíamos que les gustaba su música. Luego se nos fue ocurriendo más gente, aparecieron otros y algunos no pudieron llegar. Como en todo lo que hacemos desde el “Cretino”, el caos tiene un gran protagonismo.

“ZP, saca un buen tebeo, distribúyelo tú mismo, disfruta de lo que haces y verás como la vida te sonríe.”

:mrgreen: Mójate y destaca un favorito, aunque sólo sea por cabrear a los demás colaboradores.
Me gustan especialmente la versión de “Heroína” que ha dibujado Galilea, con un grafismo y un mensaje demoledor, y el “Persona e impersona” de Oskítar con unas ilustraciones que me dejaron anonadado en cuanto las vi.

:mrgreen: ¿Qué cara se le ha puesto a Antonio Arias?
¡¡¡Creo que le ha crecido el pelo!!!

:mrgreen: Ilustra a las masas: ¿cómo fue que “Paté de marrano” se convirtió en “Cretino”?
El “Paté de marrano” duró once números de la mano de Javier Herraiz, Luis Barro y Sonia G. Cuando se cansaron, en vez de abandonarlo todo, decidieron reunir en una fiesta a los fanzineros madrileños y fundar el “Cretino”. Ahí fuimos entrando varios y aquí seguimos, cada vez más contentos, con más ganas y más planes. El próximo, un monográfico de Chos y Juarma para el mes de mayo.

:mrgreen: ¿Qué balance harías de tu propia experiencia fanzinerosa?
Me lo he pasado y me lo sigo pasando muy bien, son ya muchos años, y aunque ha habido alguna tormentilla me permite seguir jugando y disfrutando de la vidilla.

:mrgreen: Supongamos que Zapatero llama desesperado a la línea caliente del Komando Cretino suplicando que le ayudéis a salvar la industria del tebeo. ¿Qué le diríais?
Autogestión, Zapatero, autogestión. En serio ZP, saca un buen tebeo, distribúyelo tú mismo, disfruta de lo que haces y verás como la vida te sonríe

 

FREEK! te recomienda:

Alejandro Romero

Mientras se hunde en el asfalto, Alejandro Romero traduce libros de magia, escribe tebeos crípticos como "La canción de los gusanos" y tratados herméticos como "El humor en la sociología posmoderna" (sí, en serio), y se materializa en las más recónditas universidades andaluzas para enseñar sociología a los inocentes, así, a traición y con toda su mala idea.


Deja tu comentario


× dos = 8

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD