El que pinta pornografía

Bill Plympton

Es uno de los animadores independientes más reconocidos a nivel internacional. Desde muy temprana edad se ha dedicado a garabatear dibujos y viñetas rezumantes de sarcasmo y suculencias gore. Todo empezó una mañana de instituto, cuando por los altavoces del centro se escuchó: “Bill Plympton, el que pinta pornografía, que venga a mi despacho”.



:mrgreen: : ¿Cómo surgió la idea de “Idiots and Angels”, que se estrenará en España proximamente?
Hace tres años, en el festival de cortos de Lille, donde acababa de presentar “Hair High”, alguien me preguntó por el próximo proyecto. Según me venía la idea a la cabeza, contesté que sería la historia de un tipo que se levanta con unas alas en su espalda que no le gustan nada. Poco más tarde, en la habitación del hotel, empecé a darle vueltas a la cabeza y me dije que era una historia muy divertida.

:mrgreen: :Así contado, parece sencillo y complicado al mismo tiempo…
Bueno, trato de que el planteamiento de la historia sea lo más sencillo posible para luego poder hacer un poco el loco. Reconozco que a veces resulta confuso para mis espectadores, pero tampoco sigo los cánones de Hollywood. No engaño a nadie.

:mrgreen: : En ese sentido, ¿requiere la animación de un acto de fe?
No lo creo. Para mí la animación es la forma de arte perfecta. No tiene límite alguno. Es como ir a un museo y entender todas las historias que encierran los cuadros. Puedes hacer cualquier cosa que te propongas.

:mrgreen: :La estética de su anterior trabajo (“Hair High”, galardonado en Animadrid ’04) es diametralmente opuesta a “Idiots and Angels”. ¿A qué se debe tanto cambio?
“Hair High” fue mi gran apuesta. Hubo mucha gente involucrada en el proyecto: Sarah Silverman, Keith y David Carradine, Dermot Mulroney…y bastante dinero de por medio. Realmente llegué a creer que sería mi gran película. Pero no fue así, pese a que todo parecía muy idóneo: la historia, el estilo, la técnica, la música… Así que después de aquello decidí romper con todo y hacer las cosas a mi modo. Solos yo y el lápiz. Lo sorprendente es que al público le gusta más “Idiots and Angels”, pese a que “Hair High” pueda ser mejor película.

:mrgreen: : ¿Hasta qué punto comprometen los premios el estilo de uno?
Está bien ser nominado a los Oscar y esas cosas, pero para mí es la audiencia la que manda, la que dice lo que es bueno y lo que no. Recurro mucho a la opinión de la gente, en proyecciones previas, y tengo muy en cuenta lo que me dicen.

“Mucha gente me dice que soy una mezcla de Tex Avery y Quentin Tarantino. Creo que eso me define bien.”

:mrgreen: : Sus películas son un collage de sentimientos. ¿Con cuál de todos se queda?
El humor, sin duda. Mi intención es que la gente se ría y pase un buen rato.

:mrgreen: : ¿Por qué decidió prescindir del diálogo en este trabajo?
Lo que hice en “Hair High” con el sonido, del que estoy muy orgulloso, salió muy caro. Además, la ausencia de diálogos comprende muchas ventajas: se exporta con facilidad y te ahorras toda la sincronización, que es un proceso muy lento.

:mrgreen: : Muda, sí, pero aderezada por Moby, Tom Waits, Nicole Renaud, Corey A. Jackson, Pink Martini… ¿Cómo se hizo con esa gente?
Moby es amigo. Me ofreció un tema de manera gratuita, aunque tuve que pagar algunos derechos. Luego, a través de Jim Jarmusch, me puse en contacto con Tom Waits, a quien le mandé una muestra de la película e inmediatamente se interesó por mi trabajo. Ha sido genial contar con artistas de este calibre que no me cobraran cifras astronómicas por incluir unos temas que creo funcionan a la perfección.

:mrgreen: :La pareja protagonista guarda un parecido más que razonable con Veronica Lake y Ralph Fiennes. ¿Están los personajes inspirados en actores reales?
Lo de Veronica Lake es cierto. Si te fijas, no sólo existe un parecido evidente en sus rasgos, sobre todo en su pelo, demasiada barbilla quizá, sino que juego un poco con los perfiles, ya que nunca se le llegan a ver los dos ojos al mismo tiempo. No creo, sin embargo, haberme inspirado en nadie en concreto para el protagonista. Fue el resultado de mil borradores.

:mrgreen: : ¿Cree que la gente empatiza más con personas de verdad?

Probablemente. Pero, como he dicho, la animación da más libertad. Sobre todo cuando te planteas personajes con alas a los que hay que hacer volar.

:mrgreen: : ¿Cómo fueron sus dos experiencias rodando con personas de carne y hueso?
En mi primer rodaje real, para “J. Lyle”, ocurrió algo insólito. Estábamos en una zona algo peligrosa de Nueva York, un domingo soleado y apacible. De repente, un hombre desnudo la tomó con el equipo de rodaje, lanzando donuts y café, y trató luego de atacarnos con unas tijeras. Al final me vi involucrado en una clásica pelea callejera. Algo cómico y peligroso al mismo tiempo. Creo que esto explica bien por qué me siento más seguro en mi estudio.

“No podría hacer películas para niños pues no soy capaz de pensar como ellos.”

:mrgreen: :El humo es un elemento recurrente en sus trabajos. Cigarros como auténticas chimeneas incombustibles. ¿Se trata de una campaña antitabaco o de una metáfora al uso?
Realmente es más metáfora que otra cosa, aunque he de decir que no me gusta nada el tabaco. En “Idiots and Angels”, el humo forma parte de la evolución gráfica del personaje y ayuda mucho a crear la atmósfera que busco.

:mrgreen: :Uno de sus personajes engrasa una máquina registradora después de haber asesinado brutalmente a un vendedor de armas clandestino. ¿Cine de animación para adultos?

Sin duda. Tengo muchos amigos que se dedican a la animación para niños en televisión. Y es algo con lo que se puede ganar mucho dinero: Pixar, Disney, Dreamworks… Pero es un registro que no va conmigo, ni con las ideas que deambulan en mi cabeza. No podría hacer películas para niños pues no soy capaz de pensar como ellos.

:mrgreen: : ¿Cuál es el abc de su proceso creativo?
No trabajo con guión, sino con un storyboard al que a veces añado diálogo. Hago muchos borradores hasta que doy con la idea, que al final se convierte en una novela gráfica de 200 ó 300 páginas…

:mrgreen: : ¿Y qué pasa con las nuevas tecnologías?
Creo que los avances tecnológicos suponen una auténtica revolución en el mundo de la animación. Es algo que pude comprobar en la producción de “Hair High”. Sin embargo, yo soy más de lápiz y papel.

:mrgreen: : ¿A qué lado del Atlántico se siente más querido?
En Europa indudablemente. Aquí compito con grandes compañías y una distribución en masa, ante las que no tengo nada que hacer. En Europa cuento con un público adulto que se interesa por la animación.

:mrgreen: : En sus películas, hay una exagerada ocularización que sería impensable en el cine convencional…
Una de las ventajas de la animación es que puedes poner la cámara donde quieras. En el aire, en el interior de un diente o algo así…

:mrgreen: : …O, como en “Idiots and Angels”, dentro de un estómago durante una pelea.
Jaja ja… Sí… Hace tiempo hice un cortometraje llamado “One of those days” en el que jugaba con el punto de vista del espectador, al que le ocurrían todo tipo de calamidades. Fue un experimento muy divertido.

:mrgreen: : Sus dibujos son una fusión del Disney más primitivo (en el que Mickey Mouse luce una expresión distinta en cada plano) y los excesos violentos de Tarantino. ¿Se considera el adalid de la animación indie?
Cuando era niño me encantaba Disney, y me sigue gustando. Sobre todo Goofy, el humor y la violencia física a la que es sometido… Mucha gente que dice que soy una mezcla de Tex Avery y Quentin Tarantino. Creo que eso me define bien.

:mrgreen: :Será por eso que a veces no queda claro si sus dibujos son una caricatura o una deformación, si busca la risa o el llanto…
Lo mejor es la mezcla de ambos, aunque me decanto generalmente por la risa.

:mrgreen: : ¿Cuál es la parte más dura de la autoproducción?
En el mundo en el que me muevo, hay gente que promete cosas que luego no cumple. Tienes que aprender a sobrevivir, sobre todo en el terreno económico.

:mrgreen: : Es uno de los pocos dibujantes que ha hecho una película de animación sin ayuda de nadie…
Bueno, en “Hair High” trabajé con un equipo de animadores durante dos semanas. Y fue un error. Salió caro y creo que me alejé un poco de mi estilo. Salvo en esa ocasión, efectivamente todas mis películas son de mi puño y letra.

:mrgreen: : Además, el proceso de producción de sus películas se puede ver online, día a día, como en unreallity. ¿Qué se propone con ello?
Lo hago con una doble intención: mostrar a la gente que sigo haciendo las películas manualmente y también, claro está, para promocionar de alguna forma mis trabajos.

:mrgreen: : Se le nota encantado con la ciudad. ¿Lo mejor que le puede pasar a un artista es nacer en Nueva York?
Bueno, yo nací en Oregón y toda mi cultura se limitaba a lo que veía por la televisión, pues no visité un museo hasta bien entrada la adolescencia. En las grandes ciudades, como Nueva York, la oferta cultural es amplísima. Pero debo reconocer también que yo empecé a dibujar porque no tenía otra cosa más que hacer.

:mrgreen: : Siendo un adolescente, mandó a Walt Disney una muestra de sus dibujos. ¿Es cierto que esa misma compañía le ofreció no hace demasiado un contrato millonario que usted rechazó?
Cierto. Era un contrato muy largo, en el que no se especificaba lo que tenía que hacer. Y quizá me quisieran para algún estúpido programa de televisión para niños, donde seguro acabaría frustrado. Entonces no lo sabía, pero más tarde me enteré de que me quería fichar para “Aladdin”, para la parte alocada del genio. Entonces tenía mi estudio aquí, en Nueva York, estaba metido en algunos proyectos y me habría costado mucho largarme a Los Ángeles.

:mrgreen: : ¿Volvería a decir que no?
Buena pregunta. (Ríe). Creo que si un gran estudio me ofreciera mucho dinero para sacar adelante una de mis películas, lo consideraría seriamente. Me permitiría distribuir mi película a nivel mundial. Me da envidia que “Ratatouille” pueda ser vista por millones de personas en todo el mundo. Y creo que mis películas merecen algo así.

 

FREEK! te recomienda:

Benjamin Garcia Rosado


Deja tu comentario


− dos = 6

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD