El compromiso de Jasmila Zbanic

En el fondo de su corazón vive una llama. Consecuencias de la guerra de Bosnia. Una más de muchas guerras. “Grbavica”, su primer largometraje. Oso de Oro en el pasado Festival de Berlín. Esma, una más de las mujeres violadas por militares serbios como arma sistemática. Sara, el fruto posterior del odio. Madre e hija recorren un duro camino hacia la verdad que purifica. Reconocimiento mutuo. Dolor. Reflejo de muchas víctimas. La ficción desgarra la realidad. Invierno en un Sarajevo de subsistencia. Telón de posguerra. Tras varios documentales en torno a las brasas del infierno bosnio, también centrados en la mujer, Jasmila Zbanic aborda su drama humano desde la ficción. En el fondo de sus ojos vive una llama. No creo que se extinga.

 

: “Grbavica” responde a muchas preguntas sobre la guerra de Bosnia.
La mayoría de la gente de mi país que sufrió durante la guerra no reclama venganza, y estoy orgullosa de ello porque la venganza sólo traería más años de guerra. Lucho para que la gente que lo hizo vaya a la cárcel, pero también como mensaje para las siguientes generaciones. La película ha dado pie a un diálogo, es un paso hacia delante.

: ¿Sólo los artistas tratan de mostrar la verdad en su país?
Los artistas y los activistas han intentado explicar lo que pasó. En Belgrado Natascha Kamdich lucha bajo circunstancias muy duras. Pero los medios hacen que la gente se enfade o se asuste. En las elecciones del año pasado los políticos provocaron el miedo y la división. La gente votó de nuevo por su propia nación y no por trabajar juntos. Todo es una cuestión de miedo, sin llegar a la agresión. Debemos conocernos los unos a los otros y dejar de estar asustados.

: Algunos críticos ven en su película una crítica al aborto.
Esas mujeres violadas eran mantenidas en los campos de concentración hasta el sexto o séptimo mes, cuando ya no podían abortar. No es cuestión de abortar. Es cuestión de amar o rechazar totalmente a ese niño nacido del odio.

: Sus películas se centran en las mujeres. ¿Reconoce que son más fuertes?
Me siento más cercana a ellas al ser mujer. Creo que nadie se cuestiona si un director hace sólo películas sobre hombres. Es natural que mi cámara se personalice en las mujeres. Las mujeres deben ser fuertes porque dan continuidad a la vida. Si comparamos, somos más fuertes que los hombres, pero tiene que haber armonía. Por eso hemos sido creados.

“Mis historias no hablan de la guerra, sino de la realidad actual”

: ¿Qué otras historias contaría si no hubiera existido la guerra?
Mis historias no hablan de la guerra, sino de la realidad actual. En cada época hay conflictos que provocan dramas, y mis películas se centran en el drama. No puedo imaginar qué historias contaría sin la guerra, porque es difícil imaginar cómo sería Yugoslavia sin la guerra.

: ¿Se plantea pasar a otro género fuera del cine de compromiso?
Estoy muy ligada a lo que ha pasado allí. Todo ha sido transformado por la guerra, puedes verlo. Todavía se realizan películas sobre las preguntas sin respuesta de la Segunda Guerra Mundial, hace sesenta años. Así que no puedo decir cuándo las consecuencias de la guerra de Bosnia dejarán de interesarme.

: ¿Perdió a algún ser querido durante el conflicto?
Sí, pero no puedo hablar de ello. Viví en Sarajevo durante la guerra.

: ¿Hasta qué punto llevará su compromiso con las mujeres violadas de la guerra?
Ellas viven en un estado lamentable. No pueden encontrar trabajo, no han recibido educación, tienen graves problemas psicológicos. Queremos que el Gobierno les de una pensión mensual para poder vivir. Acabamos de tener elecciones y espero que los políticos se sientan presionados.

: ¿Qué tiene de suyo el personaje de Esma?
Nada excepto el hecho de que ambas queremos proteger a nuestros hijos.

: ¿Se sintió como una segunda madre para Luna Mijovic (Sara) durante el rodaje?
La traté al mismo nivel que a los demás. Me sentía forzada a protegerla, pero realmente quería ser su amiga y ella se sentía orgullosa de estar al mismo nivel que el resto.

: ¿A qué se debe el éxito el cine europeo del Este?
La guerra de Bosnia ha provocado mucho interés. Gracias a Dios, acabó. Pero no se ven películas de Europa del Este en los festivales, excepto las de Kusturica en Cannes y Venecia. A veces son mejores que las películas en competición, pero sólo por venir de Europa del Este no están ahí.

FREEK! te recomienda:

Manuel Díaz


Deja tu comentario


8 × siete =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD