Thomas Vinterberg, un snob incorrecto

Con su palillo entre dientes, su ironía a flor de piel, y un atuendo de lo más “beckhamizado” se nos presentó a la entrevista. Y es que el muchacho, a pesar de ser el enfant terrible del cine danés ha probado ya las aguas del oasis hollywodiense, y pese al sonoro fracaso -ni siquiera se llegó a estrenar en España- no le tiembla la voz al hablar de ello. Con todos ustedes, el descoque de los directores, el guaperas de los undergrounds, otro genio creador del Dogma#95: Thomas Vinterberg, la sombra de Von Trier.

 

: ¿Crees que es necesario en el cine de hoy en día otro dogma?
Creo que el cine necesita constantemente algo nuevo, un revulsivo, algo repugnante. De hecho, en cualquier medio artístico se necesita algo que vaya en contra de las convenciones y pautas preestablecidas. El gran problema es que el movimiento Dogma se ha acabado convirtiendo en su propia convención.

: ¿Crees que existe cine inteligente ahora mismo en Europa?
Realmente yo no veo mucho cine, ni europeo ni americano, pero en las últimas películas que he visto recientemente, algunas de Michael Haneke, Lars Von Trier y algún otro más, existe una gran calidad. Incluso en EE. UU. con Sofia Coppola, que hace un cine muy valiente… Me imagino a mí mismo, ante un guión como el de “Lost in translation”, que creo que es tan frágil, y no me imagino cómo podría haberlo resuelto. También está Gus Van Sant, que es un investigador nato en las entrañas del cine. Y ya ves, al parecer estos directores están funcionando muy bien, la gente quiere ver sus películas. Incluso van a ver documentales. Eso contesta a tu pregunta, creo que sí existe.

“El movimiento Dogma se ha acabado convirtiendo en su propia convención”

: Tras 10 años de su creación, ¿reniegas del movimiento Dogma#95?
Estoy un poco confuso con esto, porque pensaba que Lars Von Trier estaba rodando otra película dogma, pero parece que no… Ja ja ja… Ya en serio, creo que el movimiento Dogma, como cualquier otro movimiento, tuvo su momento, su vida. Y creo que ha influido mucho en mucha gente, pero que va desapareciendo poco a poco, y ahora mismo es casi invisible.

: ¿Crees que es comparable con otros movimientos cinematográficos como la Nouvelle Vague o el neorrealismo italiano?
En cierta manera es una copia, pero también una contradicción, porque los directores de la Nouvelle Vague plasmaban su vida emocional y sus gustos en la pantalla. Nosotros queríamos evitar eso, no tener nada que ver con el cine de autor.

: ¿Pero en cuanto a magnitud?
No lo sé. Yo estoy aquí. En medio. Y lo que esté pasando ahí afuera no lo sé. Hace cuatro años me propuse que cada vez que mi nombre, o el de Von Trier, o el de Dogma, apareciera en un periódico no iba a leerlo. Así que no lo sé.

: ¿Cuál es tu próximo proyecto?
Es un proyecto danés. No es una película Dogma, pero está volviendo un poco al punto en el que estaba justo después de que rodara “Celebración”. Imaginaros que  “Celebración” hubiese durado, como nosotros pronosticamos, dos semanas en los cines daneses y no me hubiera envuelto en el torbellino de éxito en el que caí. Pues mi nuevo proyecto sería la continuación lógica de “Celebración”.

: ¿Crees que estás pagando el gran éxito que tuvo tu ópera prima?
Sí.

: Después de tu aventura en Hollywood para rodar “All about love”, ¿qué opinas de esa industria?
Me gusta. Es un cine muy honesto, incluso escriben el presupuesto en el cartel de la película. Es decir, Hollywood es una prostitución pura, clara y limpia. Y eso me gusta.

“Hollywood es una prostitución pura, clara y limpia. Y eso me gusta”

: ¿Te pareció complicado trabajar con estrellas de Hollywood?
Ahora mismo estoy trabajando con actores daneses, y me resulta igual de complejo.

: ¿Qué opinión te merece el cine español?
No lo sé, no he visto mucho, pero recientemente vi una película de habla hispana, aunque no se si es española, de dos chicos que van en coche recorriendo México…

: ¿”Y tu mamá también”?
Sí, ésa, me encantó.

: Teniendo en cuenta que has sido jurado en distintos certámenes, y también has sido galardonado en otros tantos, ¿qué opinas de los premios?
Los premios están bien, no lo voy a negar, te ayudan a echar un polvo esa noche. Pero se corre el riesgo de, como me pasó a mí, acostumbrarte. Estuve un año festejando mi película de festival en festival, pero sin tener película, porque cuando intenté escribir mi siguiente proyecto, me encontré débil, sin fuerzas e inseguro. Los premios son como las drogas. A mí me encantan las setas, tomo muchas, pero al día siguiente tienes que despertarte. Ya no estás en el mundo fantástico. A fin de cuentas si ganas premios muy bien, hazte la ruta de festivales, echa el polvo, ¡pero a la mañana siguiente, a trabajar!

Con su palillo entre dientes, su ironía a flor de piel, y un atuendo de lo más “beckhamizado” se nos presentó a la entrevista. Y es que el muchahcho, a pesar de ser el enfant terrible del cine danés ha probado ya las aguas del oasis hollywodiense, y pese al sonoro fracaso -ni siquiera se llegó a estrenar en España- no le tiembla la voz al hablar de ello. Con todos ustedes, el descoque de los directores, el guaperas de los undergrounds, otro genio creador del Dogma#95: Thomas Vinterberg, la sombra de Von Trier.

¿Crees que es necesario en el cine de hoy en día otro dogma?
Creo que el cine necesita constantemente algo nuevo, un revulsivo, algo repugnante. De hecho, en cualquier medio artístico se necesita algo que vaya en contra de las convenciones y pautas preestablecidas. El gran problema es que el movimiento Dogma se ha acabado convirtiendo en su propia convención.

¿Crees que existe cine inteligente ahora mismo en Europa?
Realmente yo no veo mucho cine, ni europeo ni americano, pero en las últimas películas que he visto recientemente, algunas de Michael Haneke, Lars Von Trier y algún otro más, existe una gran calidad. Incluso en EE. UU. con Sofia Coppola, que hace un cine muy valiente… Me imagino a mí mismo, ante un guión como el de “Lost in translation”, que creo que es tan frágil, y no me imagino cómo podría haberlo resuelto. También está Gus Van Sant, que es un investigador nato en las entrañas del cine. Y ya ves, al parecer estos directores están funcionando muy bien, la gente quiere ver sus películas. Incluso van a ver documentales. Eso contesta a tu pregunta, creo que si existe.

Tras 10 años de su creación, ¿reniegas del movimiento Dogma#95?
Estoy un poco confuso con esto, porque pensaba que Lars Von Trier estaba rodando otra película dogma, pero parece que no… Ja ja ja… Ya en serio, creo que el movimiento Dogma, como cualquier otro movimiento, tuvo su momento, su vida. Y creo que ha influido mucho en mucha gente, pero que va desapareciendo poco a poco, y ahora mismo es casi invisible.

¿Crees que es comparable con otros movimientos cinematográficos como la Nouvelle Vague o el neorrealismo italiano?
En cierta manera es una copia, pero también una contradicción, porque los directores de la Nouvelle Vague plasmaban su vida emocional y sus gustos en la pantalla. Nosotros queríamos evitar eso, no tener nada que ver con el cine de autor.

¿Pero en cuanto a magnitud?
No lo sé. Yo estoy aquí. En medio. Y lo que esté pasando ahí afuera no lo sé. Hace cuatro años me propuse que cada vez que mi nombre, o el de Von Trier, o el de Dogma, apareciera en un periodico no iba a leerlo. Así que no lo sé.

¿Cuál es tu próximo proyecto?
Es un proyecto danés. No es una película Dogma, pero está volviendo un poco al punto en el que estaba justo después de que rodara “Celebración”. Imaginaros que  “Celebración” hubiese durado, como nosotros pronosticamos, dos semanas en los cines daneses y no me hubiera envuelto en el torbellino de éxito en el que caí. Pues mi nuevo proyecto sería la continuación lógica de “Celebración”.

¿Crees que está pagando el gran éxito que tuvo con su ópera prima?
Sí.

Después de tu aventura en Hollywood para rodar “All about love”, ¿qué opinas de esa industria?
Me gusta. Es un cine muy honesto, incluso escriben el presupuesto en el cartel de la película. Es decir, es una prostitución pura, clara y limpia. Y eso me gusta.

¿Te pareció complicado trabajar con estrellas de Hollywood?
Ahora mismo estoy trabajando con actores daneses, y me resulta igual de complejo.

¿Qué opinión te merece el cine español?
No lo sé, no he visto mucho, pero recientemente vi una película de habla hispana, aunque no se si es española, de dos chicos que van en coche recorriendo México…

¿”Y tu mamá también”?
Sí, ésa, me encantó.

Teniendo en cuenta que has sido jurado en distintos certámenes, y también has sido galardonado en otros tantos, ¿qué opinas de los premios?
Los premios están bien, no lo voy a negar, te ayudan a echar un polvo esa noche. Pero se corre el riesgo de, como me pasó a mí, acostumbrarte. Estuve un año festejando mi película de festival en festival, pero sin tener película, porque cuando intenté escribir mi siguiente proyecto, me encontré débil, sin fuerzas e inseguro. Los premios son como las drogas. A mí me encantan las setas, tomo muchas, pero al día siguiente tienes que despertarte. Ya no estás en el mundo fantástico. A fin de cuentas si ganas premios muy bien, hazte la ruta de festivales, echa el polvo, ¡pero a la mañana siguiente, a trabajar!

FREEK! te recomienda:

Nono Ayuso


Deja tu comentario


nueve − = 8

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD