Jack Black. A mandíbula batiente

Hubiera sido durante años el gracioso de la clase, ese chico regordete y simpático que todos recordamos con cariño. Y punto. O bien se hubiera convertido en un fenómeno de las parodias en televisión, vía “Saturday Night Live”, un Moranco a lo guiri. Tal se hubiera estancado como el eterno secundario de blockbuster veraniego: “Mars Attack!”, “Demolition Man” o “Enemigo público” jalonan su filmografía. Pero Jack Black ha sorteado con gracia y cachondeo cualquier encasillamiento y sus aspavientos, por más que reconocibles, no hacen sino aumentar su caché. Ni la talla XXL de “King Kong” eclipsó su estrella. Ahora, Jack Black es un señor comediante, capaz de colarse en lo próximo de Michel Gondry, codearse con Nicole Kidman en lo último de la diva y permitirse, mientras tanto, una marcianada revientataquillas como ésta que nos ocupa: “Super Nacho”. Con mallas o sin ellas, para todos los freaks del mundo, Jack es nuestro héroe.

 

: Un personaje como el de “Super Nacho” necesita bastante preparación física, ¿no?
Menos mal que algunos se dan cuenta…  Ja ja ja… Realicé algo de entrenamiento de lucha libre aquí en Los Angeles, con un antiguo luchador profesional que desarrolló su carrera entre Japón, México y los Estados Unidos. Parece que la lucha es bastante importante en Japón.  Su nombre era Tom, bueno, ésa era su identidad secreta. No sé cual es su identidad como luchador, pero él me enseñó todo lo básico. Yo ya sabía un poco de judo de cuando era niño, así que ya sabía cómo caer y hacer algún que otro agarre. También bajé a Méjico y estuve entrenando allí durante unas cuantas semanas. Fui a muchos combates de lucha y también vi un montón de películas del género… Ése fue básicamente mi entrenamiento. De hecho, ni siquiera me lesioné durante el entrenamiento, pero sí durante el rodaje.

: ¿Y cómo te lesionaste?
Estaba saltando de adentro hacia afuera del ring de lucha, para placar a mi oponente, que estaba en plena huida y me golpeé en la cabeza con una silla metálica. Me tuvieron que poner varios puntos. Puedes verlos justo aquí. Bueno, mejor no, aun duele…

: ¿Estabas usando esa técnica imbatible de tu personaje?
Ja ja ja… ¡El Viento del León! Es un movimiento bastante grosero. Realmente no es algo que haría un buen chico.

: Cuéntanos en qué consiste…
Básicamente te sientas sobre la cara de tu oponente y dejas escapar un poderoso viento.

: ¡Buf! Mejor pasemos a otros asuntos. ¿Qué tal fue rodar en México?
Ha sido una experiencia realmente bonita. Recomiendo Oaxaca a todos los jóvenes amantes del mundo. Es una comunidad muy romántica y artística.

: ¿Visitaste otros lugares?
Todo el rodaje se llevo a cabo en Oaxaca. A veces en la ciudad, a veces en el campo, a veces en las montañas… pero, ¿para qué moverse de allí? Tiene probablemente el mejor mole que existe. Creo que de hecho es el lugar de nacimiento del mole. ¡Y yo que pensaba que sólo había un tipo de mole, el delicioso mole de chocolate! Pero hay como siete tipos diferentes. Y también tienen una cosa deliciosa llamada tlayudas.

: Parece que te has enamorado de la vida tras la frontera… ¿tan distinta es de la norteamericana?
Os pondré un ejemplo: una tarde hubo un gran festival, el Día de los Muertos, una gran cabalgata con muñecos de siete metros de alto atravesando las calles. La cabalgata llevaba al cementerio, donde la gente bailaba y cantaba, celebrando el amor por sus parientes muertos. Pensé que era un homenaje a los muertos alocadamente positivo, no hay nada ni remotamente parecido en los Estados Unidos. Creo que necesitamos algo así por allí, nosotros concebimos la muerte de una forma tan triste y oscura… No hay ninguna celebración.

“Trabajé mucho el acento, vi muchas películas y aprendí todo el español que pude. Entiendo ochenta y cuatro palabras, más o menos”

: ¿Fue fácil hacerte con el acento?
Trabajé mucho el acento, vi muchas películas y aprendí todo el español que pude para hacer esos sonidos y formas que tiene que hacer tu boca y que nunca había hecho (imitando y exagerando los sonidos y gestos). Hay algunas palabras en español que me gustan especialmente, como “tlayudas” o “miércoles”. Es mi día favorito de la semana. Es el modo en que suena, no cómo es sino cómo suena… Mieeeeeeércoles… (En español en el original)

: ¿Así que ahora hablas español?
Not too, I’m not fluentBut entiendo ochenta y cuatro palabras, más o menos. (En español en el original) Ja ja ja…

: ¿Era algo claustrofóbica la máscara?
No, era como una segunda piel. No me provocó claustrofobia en ningún momento.

: ¿Y qué tal te fue con el resto del vestuario?
Me gustaba porque era divertido. Bueno, no iría al supermercado con todo eso puesto, claro. Ja ja ja… Puede que sí llevase las botas. Pero normalmente me gusta llevar el pecho cubierto…

: No debe ser muy cómodo andar todo el día en mallas apretadas…
Sí, sobre todo era algo más complicado respirar si comía muchas tlayudas y luego tenía que ponerme esos pantalones.

: Admiramos mucho tu faceta de cantante en Tenacious D. Al parecer, en esta peli te lanzas una vez más a cantar…
Sí, escribimos la canción juntos durante los ensayos. Se suponía que tenía que ser algo muy dramático. Recuerdo que pensábamos: “¿Pero qué coño es esta canción?” Cuando la escuchéis, me daréis la razón: suena como muchas de las típicas baladas de rock de los ‘80, un poquito cursi.

: ¿Y cómo crees que se van a tomar la película los fans de la lucha?
No lo sé. Espero que les guste. A mí me encanta. Y creo que tenemos muy buenas bazas en la película. Hay muy buenos movimientos de lucha. Y no es como las típicas películas de los ‘70, con tíos que llevan las máscaras durante toda la película y luchan contra alienígenas. Es una película de lucha diferente. Siempre pensamos que hay lugar para diferentes tipos de películas dentro del tema.

: ¿Conocías algo sobre este mundo antes de comenzar con este proyecto?
No, si he de ser sincero, realmente no sabía nada del tema. Cuando era niño yo sólo sabía que los luchadores mejicanos llevaban máscaras muy chulas y que les hacían parecer superhéroes. Pero nunca había visto un combate. Cuando Jared (Hess, el director) dijo que quería hacer una película de lucha y que quería que yo fuera un luchador, me fui directo a investigar. No me creía capaz de poder hacerlo. No me veía capaz de hacer algo convincente. Vi algunas películas, me imaginé vistiendo el traje sobre el ring, haciendo los movimientos… Y pensé: “Sí, ya sé lo que Jared está pensando, y va a ser divertido”.

: ¿Crees que la película se ríe de la lucha?
No, realmente no. Pero sí creo que hay cosas en la lucha que son inherentemente divertidas . Me refiero a que hay veces que ves diferentes tipos con muy diferentes tallas en el ring. En ocasiones es realmente excitante y te sorprendes a ti mismo animando a tu favorito. Pero otras veces da risa ver a uno y otro oponente. Y creo que ahí está el espíritu de la película.

: ¿Fuiste cogiendo el tono según avanzaba la película?
Sí, intenté mantenerme gordo durante todo el rodaje, pero como puedes ver acabé luciendo muy sexy… Ja ja ja…

“No vi ningún luchador con pelo. Así que dije: ‘Bueno, habrá que depilarse’. Fue muy doloroso y nada más terminar parecía un chihuahua rosa”

: Ya que hablamos de sentirse sexy, ¿cómo llevaste el tema de la depilación?
Ya lo pensé desde el principio, porque soy un poco peludo. En todo mi período de investigación no vi ningún luchador con pelo. Así que dije: “Bueno, habrá que depilarse”. Fue muy doloroso y nada más terminar parecía un chihuahua rosa. Estaba realmente rojo. Afortunadamente se calmó cuando comenzamos a rodar.

: ¿Te depilaste el pelo del pecho o de la espalda?
Todo, exceptuando los sobacos.

: Guau… Eso duele…
Podéis jurarlo.

: ¿Te sentiste alguna vez avergonzado de llevar la ropa de lucha?
Nunca me dio vergüenza. Bueno, alguna vez me sentí un poco incómodo. Estar sin camiseta y con unos pantalones tan estrechos es como estar un poco… expuesto. Y ahí te encuentras, enfrente de cientos de personas, mirando todos desde sus puestos, atentos a lo que vas a hacer. Pero realmente acabé disfrutando del traje, era como mi amigo, me ayudaba a ser gracioso.

: ¿Qué tal el trabajo con Alma de la Reguera?
Alma de la Reguera es increíble. Es muy divertido trabajar con ella, es muy positiva, una gran actriz y muy guapa. Suena a tópico, pero creo que será una gran estrella y será mucho más grande que yo. Y después no responderá a mis llamadas cuando intente decirle: “¿Te acuerdas de mí? Yo te di una gran oportunidad”. Ja ja ja… Ya veremos.

: ¿Y no te acojonaba enfrentarte a esos tíos tan grandes?
Esos tíos son probablemente los mejores atletas que haya conocido. Sus rebotes en las cuerdas y demás movimientos son absolutamente impresionantes. Pero todo estaba controlado. O casi…

“Cuando era un niño uno piensa que es la persona más fuerte del mundo. Rápidamente descubrí que no lo era”

: ¿Pensaste alguna vez cuando eras un niño que llegarías a ser un luchador?
Cuando era un niño uno piensa que es la persona más fuerte del mundo. Rápidamente descubrí que no lo era. Entonces pensé que era el corredor más rápido del mundo. Y tampoco lo era. Entonces probé el fútbol, pero descubrí que ni de lejos sería el mejor. Así que llegué a la conclusión que los deportes no eran lo mío. Por eso intenté descubrir cuál era mi lugar en el mundo y me introduje en las artes: dibujo, pintura, cantar, bailar y actuar.

: Y ahora que has vivido la experiencia, ¿te ves como un luchador? ¿Veremos a Jack Black algún día en el WWF?
Ja ja ja… Me siento muy seguro de mis habilidades, pero no tanto. Mucha gente dice que todo está preparado, pero lo que no entienden es que nosotros los luchadores somos peligrosos, ja ja… Ojo, somos verdaderos atletas.

: ¿Cuál es la diferencia principal entre la lucha libre y el wrestling americano?
Estuve en un combate en Oaxaca, como espectador. No tienen los millones de presupuesto que tiene la WWF. ¡Pero era tan entretenido! La gente estaba loca, rezumaba todo de lujuria por la sangre, ja ja… Creo que la diferencia principal es la teatralidad. Es algo más intensa en los combates de lucha, algo más creativo.

: Una curiosidad, última pregunta: ¿con cuál de tus películas te identificas más?
Con aquella en la que interpreto al personaje más parecido a mí, sin duda: “Escuela de Rock” (en español en el original).

FREEK! te recomienda:

Tali Carreto

Siempre me tiró el lado oscuro: de renacuajo me metía debajo de las sábanas con una linterna y un libro. Menos mal que no me dio por las velas. Luego llegaría la sala del cine: tengo el record mundial de visionados de "Tiburón". Y al final, los antros: en una ocasión una chica se rompió el tobillo bailando lo que yo pinchaba. Literalmente. Catacrack. Pero un día vi la luz y con los Guisado bros. como jedialiados alumbré al mundo la FREEk!, el Monkey Week y algún que otro sarao interplanetario. No está mal para alguien que no sabe girar a la izquierda, como Zoolander.


Deja tu comentario


ocho − = 4

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD