La filosofía de la Gomaespuma

A veces, y sólo a veces, los buenos ganan en esta mala película que es la vida. Ése es el caso de Guillermo Fesser y Juan Luis Cano, los componentes del dúo Gomaespuma.  Más de veinte años de andadura conjunta, una Fundación, unos cuantos libros, un programa de radio inimitable y el descubrimiento de la inigualable Cándida Villar ya valdrían para justificar su hueco en la peculiar historia sentimental de todos aquellos que nos hemos reído con ellos. Sin embargo, en los breves minutos que dura nuestra entrevista, este humilde periodista se ha dado cuenta que son algo muy difícil de encontrar: buena gente. Además, y por si fuera poco, ambos pueden decir cosas más o menos profundas sin ser pedantes. En definitiva, y siempre desde el respeto, son dos verdaderos filósofos de algo tan cotidiano como la gomaespuma.

 

: Más de veinte años juntos, ¿cómo os aguantáis tanto?
Juan Luis Cano: Porque tenemos objetivos comunes como, por ejemplo, darte una paliza a ti. (Risas)
Guillermo Fesser: No, eso no vale. (Risas) Todo es porque hacemos un programa que se llama “Gomaespuma”. No es un problema de aguantarse o no aguantarse, es un problema de querer hacer una misma cosa.
Juan Luis: Si fuera una cuestión de aguantar no habría que aguantar. Eso sería un matrimonio mal avenido. Entonces sería mejor divorciarse.

: En cuanto a proyectos por separado, ¿tenéis muchas infidelidades?
Guillermo: La felicidad común se basa en la felicidad de los individuos. Cuanto más felices estén los individuos, más felicidad traerán a la colectividad. No es una carrera entre Juan Luis y yo para ver quién llega más pronto. Juan Luis como es y yo como soy nos complementamos y lo pasamos divinamente. Cuanto más feliz vayas al colegio y más feliz vayas a la escuela, mejor. Ahí no hay ningún problema ni nunca lo ha habido. Se potencia que el niño estudie piano y que patine.

: ¿Creéis que el famoso bar de la Facultad de Ciencias de la Información influyó en algo en vosotros?
Juan Luis: Yo creo que influyó sobre todo una época y el vivir una realidad social. Eso claro que influyó, y también el azar. Guillermo estudio Ciencias y cayó en Periodismo casi un poco de chiripa. Lo normal es que hubieras estudiado económicas, ¿no?
Guillermo: En el sentido que dice Juan Luis, en el bar se rompía la barrera de las clases. Nosotros pertenecíamos a un aula, la  608, o no me acuerdo cuál era…
Juan Luis: La 503.
Guillermo: Nosotros éramos de la 503, cuando llegábamos en Primero, pero en el bar no sólo estaban los de la 503 ni sólo los de Primero, estaban los de Cuarto, los de Quinto y una monja que estaba despistada. (Risas) El bar era un ambiente, un universo más parecido al que había en la calle, pero con gente que tenía los mismos intereses y que quería ser De la Quadra Salcedo de mayor. Tenía una parte negativa para mí, aunque luego fue positiva, y era que me preguntaba: “¿Qué hago aquí tantas horas?”. Esa carrera era muy pocha y muy decepcionante para la gente que le gusta, como a mí, estudiar.

“En Gomaespuma tiene más interés para nosotros valorar lo que no hemos hecho que lo que hemos hecho”

: ¿Queda algo de aquellos chicos que montaron el programa “El flexo”?
Juan Luis: Yo creo que queda. Creo que, a pesar de que hayamos evolucionado, nuestro carácter y nuestra manera de ser es la misma. Creo que de aquella época queda el buen humor y una manera de ver la vida, aunque ha evolucionado como nosotros hemos evolucionado.
Guillermo: Esto no habría sido posible sin aquello. Es como un árbol que va haciendo circulitos alrededor del primer tronco. Ahora no se ve, pero sigue siendo el centro porque son los cimientos. Yo creo que en Gomaespuma tiene más interés para nosotros valorar lo que no hemos hecho que lo que hemos hecho. Gracias a todas las cosas que no hemos hecho, hemos podido hacer otras que nos gustaban. Y ahora estamos haciendo un programa de radio del que nos sentimos muy satisfechos. En eso consiste trabajar en una dirección, con mucha tranquilidad y sin prisa durante mucho tiempo.

: Sois más que un programa y un dúo cómico, pero ¿qué es realmente Gomaespuma?
Juan Luis: Yo creo que es una filosofía de vida. Es una forma de ver la vida en la que intentamos utilizar todas las patas que se nos ocurren. Cuando tú piensas una cosa y tienes una pantalla para hacerlo, intentas hacerlo. Teníamos unas inquietudes, y tanto la Fundación como el programa de radio sirven para expresar tu punto de vista y aprender mucho.
Guillermo: Gomaespuma es varias cosas. Es una manera que ideamos la madre de Juan Luis y yo de mantenerle colocado. (Risas) La otra es una manera de hacer periodismo.
Juan Luis: Es muy curioso. Paralelamente, y sin que Guillermo lo supiera, yo estaba en tratos con su madre para lo mismo. (Risas)
Guillermo: Yo digo que es una manera de hacer periodismo o, contado de otra forma, es una posibilidad de contar las cosas utilizando el humor como vehículo. Eso supone dos grandes ventajas: una, que la gente que escucha las cosas lo pasa mejor y, aunque no le guste lo que decimos, como lo pasa bien no se agobia; dos, que mucha de la gente que no le gusta que contemos esas cosas no se da cuenta porque se cree que somos payasos.

: Vuestro humor tiene algo atípico en nuestro país: puede ser crítico y divertido sin necesidad de caer en la caricatura grosera, ¿cómo conseguís esto?
Juan Luis: Es subirse al trapecio pero con red. El conocimiento es la red. Cuando tú sabes lo que estás hablando es más difícil que te propases.
Guillermo: La caricatura a la que te refieres suele basarse en un titular o un estereotipo como “Isabel Preysler ha dicho”. Como no sabes lo que ha dicho, te basas en ello y, a partir de ahí, haces una parodia. Nosotros, por el contrario, lo analizamos, leemos toda la noticia, lo consultamos y hablamos con la propia Isabel Preysler siempre que sea posible, o con un familiar o representante. Una vez que conocemos el tema nos damos cuenta que lo más importante no es lo que ha dicho Isabel Preysler, lo más importante es que hay doscientos mil filipinos y la mayoría ya no trabajan en restaurantes chinos.

“Cándida representa a una clase de mujeres que no han tenido posibilidad de disfrutar jamás”

: ¿Qué es Cándida para Gomaespuma?
Juan Luis: El que mejor  puede responder a eso es Guillermo. Para mí es una persona entrañable que nos ha ayudado en el programa y en nuestra vida también.
Guillermo: Yo, con ella, tengo dos niveles: el profesional y el íntimo. Es como un oso de peluche porque te encariñas con ella. Yo tengo una relación más personal porque la he tenido de pequeñito y de mayor como asistenta. He escrito su vida y ahora he hecho una película con ella. Yo creo que Cándida es un elemento muy interesante porque representa a una clase de mujeres que no han tenido posibilidad de disfrutar jamás. Son mujeres que no han tenido la posibilidad de disfrutar de su cumpleaños y que no han hecho nada más que trabajar y trabajar para sacar a la familia adelante. Además, como en el caso de Cándida, no sólo ha salido la familia adelante, sino que le ha salido para atrás. Entonces, que una persona como ésta pueda estar haciendo crítica de cine en un programa de radio, para ella es muy bueno y para nosotros una gran satisfacción. Se mezcla que nos hace mucha gracia y que es simpática con que nos hace ilusión que una persona que podría estar perjudicada esté feliz por un apoyo que le das.
Juan Luis: Es como un frontón porque nosotros recibimos.
Guillermo: Es la estrella del programa.

: ¿Qué tal va la película “Cuando Dios ahoga, aprieta pero bien”, basada en el libro que Guillermo escribió sobre la vida de Cándida?
Guillermo: La película ya se acabó de hacer. Lo que pasa es que después de hacerla, y como las ensaladas, hay que aliñarla. En eso estamos. Lo que te puedo decir es que Cándida hace un trabajo espectacular. El resultado de ella en pantalla es muy tierno. Estoy deseando verla en pantalla grande para emocionarme.

: ¿Te ha echado alguna mano tu hermano Javier, director de “El milagro de P. Tinto”?
Guillermo: Escribí con él la historia, pero la película es algo muy personal donde tenía muy claro lo que quería hacer. Cuando diriges una cosa, sea  una obra de arquitectura, una película u ordenar en tu armario los calcetines (risas), dos no pueden decidir porque uno prefiere los calcetines arriba y otros los calcetines abajo. Entonces, y aunque quisiera, no tenía nada en que ayudarme. Me ha ayudado bastante el escribir guiones con él y el ver cómo hacía sus películas.

: ¿Por qué dejasteis de hacer televisión?
Juan Luis: ¿Te refieres a lo de los muñecos? Yo creo que llegó en un momento…
Guillermo: Les cogimos un poco de asco, pero les estamos cogiendo cariño ahora. Invertimos mucha ilusión, mucho dinero y mucho tiempo en un proyecto que la televisión de aquel momento no comprendió. No hicieron nada de lo que nos prometieron. Fue muy triste porque ese programa, con más  tiempo y en un sitio más tranquilo, hubiera cuajado de verdad.
Juan Luis: Hay que recordar que convivíamos con las Mama Chicho. Cuando ves cómo va una tele y ves esos productos, no sabes cómo pudieron pensar en nosotros para un programa. Compraron una cosa que no les interesaba, de la que emitieron siete capítulos y que tuvo cinco cambios de día y hora.
Guillermo: Ahora parece que se ha convertido en un programa de culto.
Juan Luis: Más bien oculto. (Risas)

FREEK! te recomienda:

Julio Vallejo

Creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Desde entonces lo ha hecho en Lainformacion.com, Europa Press, Freek Magazine, Cine para leer, Culturamas,Tendencias Magazine, Notasdecine.es, Aviondepapel.tv, los libros “Cine para leer” o la agencia Coveritmedia, entre otros medios.


Deja tu comentario


+ 6 = quince

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD