Celia Blanco, tras los pasos de Traci Lords

Actriz de películas convencionales o de adultos, consultora sexológica de revistas masculinas, colaboradora de “Crónicas marcianas”, autora del libro “Secretos de una pornstar” y chica de portada de Playboy. Todo esto y mucho más es Celia Blanco, una de las mujeres más exuberantes que este sencillo plumilla ha tenido la ocasión de entrevistar.

 

Responsable junto al director Ramiro Lapiedra de una serie de películas que revolucionaron el porno español con generosas dosis de imaginación y sofisticación, Celia Blanco parece dispuesta a dejar a un lado las películas X para lanzarse a otros territorios menos hardcores. “Fascículos”, el último corto de la actriz, es una  oportunidad para darse a conocer a todos aquellos que no frecuentan las salas X y que no suelen alquilar vídeos porno. En el filme, dirigido por Óscar Pedraza, Blanco interpreta al objeto de deseo de un hombre obsesionado con una chica que anuncia un coleccionable. Tan obsesionado con ella como el protagonista del filme, me dispuse a entrevistar a esta gran dama de la pantalla. El lugar elegido no podía ser otro que Calle 54, uno de los clubs más exclusivos de Madrid.

: ¿Cómo ha surgido la posibilidad de hacer un corto como éste, que no está encuadrado en el mundo del porno?
Hace bastante que dejé de hacer películas X, porque lo que te ofrecen tampoco tiene ni pies ni cabeza. Tras las películas que hice con mi ex (Ramiro Lapiedra) y después de cortar con él, me dejó de interesar ese mundo. Este corto lo rodé durante una semana en la última temporada de “Crónicas Marcianas”. Cuando el director me llamó, me dijo una cosa que a cualquier actriz le gusta. Me comentó: “Cuando estaba escribiendo el guión pensaba en ti”. Entonces pensé que eso era muy bonito. Me mandó el guión, lo leí y me gustó mucho. Es un corto muy sensual y era una manera de hacer una transición entre lo que hacía y lo que quiero hacer. A mí me gusta mucho el tema erótico y una cosa no quita la otra. Me embarqué en el rodaje durante cinco días. Fue complicado, aunque no era el primer corto que hacía. Creo que es el mejor corto que he hecho y estoy muy contenta.

: Te desvinculas del mundo del porno para pasarte a las películas convencionales como hizo en su día Traci Lords… ¿La  ves como un  modelo a seguir?
Yo no sigo a nadie. Yo me guío un poco por convicciones. De repente tuve la oportunidad de embarcarme en un mundo que ni siquiera conocía con mi pareja de ese momento. Yo me sentía muy protegida y por eso me lancé. Entre medias conocí lo que es el mundo de la televisión. Yo voy escogiendo mis trabajos sin un modelo a seguir, aunque puede que mi trayectoria se parezca un poco a la que ella siguió en un momento. Yo me sigo a mí misma. No soy mitómana y me gusta ser un poco original. De hecho cuando escribí el libro (“Secretos de una pornstar”), estaba leyendo el libro de Nacho (Vidal) y lo dejé de leer para que no me influyera.

“Yo me sigo a mí misma. No soy mitómana y me gusta ser un poco original”

: Empezaste en el mundo de las películas X cuando tú y tu novio decidisteis rodar vuestras propias películas ante la falta de originalidad de los productos nacionales, ¿has dejado el porno  por esta misma razón?
Yo y mi ex teníamos una serie de cosas en la cabeza y, de hecho, las primeras películas que hicimos eran maravillosas. Yo me sentía segura y mimada. Así era más fácil porque no es que yo sea tan valiente y sea exhibicionista gratuita. Soy una persona supermía. Hay sesiones de fotos en la que te vas a poner un bikini y me voy al probador porque no me gusta que haya nadie delante. Me guío porque el trabajo tenga algo interesante. El sexo por el sexo no me motiva. Yo he hecho trabajos muy buenos, independientemente de si tienen sexo o no. Cuando los trabajos que te ofrecen ni siquiera tienen un guión previo y mi caché es más alto que el de toda la película, dices que no. Yo me siento muy contenta de las cosas que he hecho. En este sentido, soy joven pero rica en experiencias.

: Tanto tú como Nacho Vidal habéis trascendido el ámbito de los filmes X para convertiros en verdaderas estrellas mediáticas…
Lo de Nacho y mío ha sido pura casualidad. Yo cuando empecé, y antes de que rodará mi primera película, ya tenía una portada en Primera Línea y otra casi en Playboy. Yo tuve claro con mi pareja que nuestro trabajo fílmico tenía que ir parejo con una buena promoción. Una promoción para una chica es más fácil. Nosotros empezamos con esto en la cabeza. Por eso me paseé por casi todas las televisiones. Nacho empezó a salir en los medios a raíz de su libro. No había nadie a la que le apeteciera salir de lo que es el núcleo de festivales eróticos y de lo que es el mundillo. Nosotros no éramos de ese mundillo. Nosotros hacíamos nuestras producciones, que las distribuía una productora, y luego íbamos a festivales. Por ejemplo, en el momento en el que Nacho empezó a salir en televisión, se pudo ver que era un chico sano, simpático y agradable. La gente tiene un concepto de los actores y actrices de películas X como gente oscura y superviciosa, y no es así. Es gente normal que en vez de trabajar de camarero va a hacer sexo explícito con otras personas. Ahora se empiezan a dar cuenta que somos gente normal y corriente, aunque quizá más valiente.

“El sexo por el sexo no me motiva”

: Has llegado a decir que “Playboy” era una de las revistas que mejor sabía captar la belleza de una mujer, una afirmación que haría estallar de furia a más de una  feminista recalcitrante.
Yo también soy feminista pero no FEMINISTA. Yo no entiendo como algunas feministas pueden decir que gente como las modelos o algunas actrices son trozos de carne o mujeres-objeto. Yo les diría que hasta las mujeres objeto tienen que elegir ellas si quieren serlo. A mí me encanta posar para un fotógrafo y salir bella y bonita. Yo estoy eligiendo. Hay feministas que se pasan demasiado. Yo soy feminista y de hecho no estoy de acuerdo con cierto tipo de películas en las que se veja a la mujer.

: ¿Cómo llevas tu faceta de consultora sexológica en revistas para hombres?
Lo llevo muy bien. Es algo que me gusta mucho porque siempre me ha gustado el tema de la sexualidad y lo sensual. Además, me gusta que me pregunten y me gusta ayudar. También aprendes mucho. Hay preguntas que, como yo no soy sexóloga, tengo que consultar en mis libritos o en Internet.

: ¿Te escribe la gente para comentarte que tus consejos les han funcionado?
De hecho, hay consejos que gustan tanto que la gente sigue preguntando sobre ello. Por ejemplo, me preguntaron por una forma de masturbarse diferente en el hombre. Yo, entonces, le pregunté a mis amigos gays sobre si sabían nuevas maneras de masturbarse. Una de ellas era utilizando la piel de un plátano, pero no te voy a contar el proceso ahora (risas). Mucha de la gente que me lee, por lo menos cuando estaba en FHM, son gente que estaba en la cárcel. Entonces me mandaban unas cartas increíbles en las que me contaban su vida y al  final me pedían el consejo. Éstos eran, claro, los que me  pedían maneras distintas maneras de masturbarse.

FREEK! te recomienda:

Julio Vallejo

Creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Desde entonces lo ha hecho en Lainformacion.com, Europa Press, Freek Magazine, Cine para leer, Culturamas,Tendencias Magazine, Notasdecine.es, Aviondepapel.tv, los libros “Cine para leer” o la agencia Coveritmedia, entre otros medios.


Deja tu comentario


tres + 3 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD