Rob Zombie. La bestia anda suelta

Tras su pinta de oso de las cavernas se esconde un tipo afable, que no duda en atender nuestra llamada desde su casa en Los Ángeles, California. Lleva más de veinte años en la brecha y el éxito no se le ha subido a la cabeza, ésa que corona una espesa y reconocible cabellera. Inquieto como pocos, Rob Zombie se ha convertido en un Da Vinci underground: lo mismo encarama un disco a lo más alto de las listas de éxito que inspira un héroe del cómic o se pone tras la cámara para legar al respetable un filme de culto instantáneo. Este mismo diciembre lo tendremos en España por partida doble: mientras “Los renegados del diablo” recorren a sangre y fuego nuestra cartelera, Universal se prepara a lanzar “Hellbilly Deluxe”, un cd/dvd que hará las delicias de sus acólitos. Que son legión.

 

: Para “La Casa de los 1.000 Cadáveres” te inspiraste en el terror duro y sin concesiones de los 70 y parte de los 80, pelis clásicas como “La matanza de Texas”, “La última casa a la izquierda”, “Las colinas tienen ojos”… Pero en esta continuación, “Los renegados del diablo”, parece que los tiros van más por el western, en especial el crepuscular, a la manera de Monte Hellman o Sam Peckinpah. ¿Fue algo intencionado, espontáneo o una petición de los propios personajes?
Sí, definitivamente ese tipo de películas que acabáis de mencionar inspiraron “La Casa de los 1.000 Cadáveres”, pero para “Los renegados del diablo” quería algo más realista. Entonces la inspiración vino más orientada por los westerns italianos y sí, claro, quizá el cine de Peckinpah…

: Los protagonistas, la familia Firefly, se ven superados por un mundo que es más cruel que ellos mismos, como le pasa a la mayoría de los personajes ideados por Peckinpah… ¿Piensas que el mayor monstruo puede ser el hombre? ¿Se puede entender el revival de este tipo de cine como metáfora de estos días tan dementes que nos han tocado vivir?
No quería que la personajes se vieran como unos tipos increíblemente buenos o increíblemente malos, así que intenté humanizar a los villanos de alguna manera. No es que el espectador se tenga que identificar con ellos, pero tampoco son unas máquinas de matar descerebradas. Y el sheriff, por otro lado, aunque está de parte de la ley e intenta hacer el bien también tiene sus propios demonios y está totalmente decidido a alcanzar su meta a cualquier precio. Y realmente, no lo planteé como una metáfora, aunque bien podría ser… La inspiración me vino de historias reales del antiguo Oeste. Siempre he estado interesado y he leído acerca de esto. Todo el concepto de justicia de aquellos años, la figura del sheriff y esos cazarrecompensas persiguiendo criminales y colgándolos sin siquiera juzgarlos.

“Si no consigues un calificación para todos los públicos, aparecen los problemas de distribución. El remake de “La niebla” está en el número uno. ¿Y por qué? Porque los chavales pueden ir a verla”

: Últimamente, cineastas como tú, James Gunn (“Amanecer de los muertos”, “Slither”) o Eli Roth (“Cabin Fever”, “Hostel”) apuestan por un cine de terror que se aleja de estéticas videocliperas y sustos de mentirijillas. ¿Crees que ha llegado la hora final de tanta slasher blanda con jovencitos más preocupados por sus vaqueros que por su vida?
Creo que seguirá habiendo este tipo de películas, ¿qué se le va a hacer? Pero el problema se debe a la calificación de las películas. Si no consigues un calificación para todos los públicos, aparecen los problemas de distribución. Si os dais cuenta, esta semana se estrenó el remake de “La niebla”, y está en el número uno. Es una película mucho más grande que las que mencionasteis, ¿y por qué? Porque los chavales pueden ir a verla. Cuando haces una película como “Los renegados del diablo”, que evidentemente no esta dirigida a niños, todo es más difícil. Pero si tenemos en cuenta esas películas clásicas de las que hablábamos, “La última casa a la izquierda” o “La matanza de Texas”, nunca fueron películas mainstream, nacieron como películas muy underground… Así que creo que esto siempre ha funcionado así.

: En tu primera película recuperaste rostros a aplaudir (Michael J. Pollard, Karen Black…). En ésta, ¿podrá el aficionado disfrutar de otras recuperaciones?
Sí, creo que hay unas cuantas buenas caras en “Los renegados del diablo” que no han estado en películas durante bastante tiempo… William Forsythe es una de esas caras, creo que no había hecho nada en bastante tiempo. Ken Foree, el que fuera protagonista de “Dawn of The Dead”, la original de Romero, y al que no hemos podido ver en la pantalla en unos diez año. Deborah Van Valkenburg, que estuviera en “The Warriors” y que tampoco ha aparecido últimamente. Michael Berryman (el freak calvo de “Las colinas tienen ojos”), Tom Towles (el Otis de “Henry, retrato de un asesino”), Steve Railsback (“Ed Gein”), P. J. Soles (la amiga de Jamie Lee Curtis en “Halloween”)… Intento conseguir a todo aquel que se me ocurre. Una pila de buenos actores trabajando.

: Es de sobras conocida tu afición al cine de terror, pero no muchos saben de tu pasión por los Hermanos Marx, hasta el punto de que gustas bautizar a personajes con nombres usados por estos cómicos… ¿Crees que no hay mejor forma de llevar un buen susto que apoyarse en una carcajada?
“Los renegados del diablo” necesitaba de algunos momentos así, más relajados. La mayoría de la película se desarrolla en un ambiente muy deprimente y sombrío. Pensé que si no le dábamos un poco de humor sería una película difícil de ver. Quería que fuese fluida y no mantuviese el mismo tono durante todo el tiempo. La idea no era hacer chistes fáciles que le diesen un tono de comedia, sino dar un descanso al espectador por aquí y por allá…

: Tú sí que no paras. Desde que comenzaste la andadura con White Zombie siempre has querido encargarte de todo: diseños de portadas, camisetas, vídeos, puestas en escena… ¿Se te han quitado las ganas después de la experiencia cinematográfica?
Creo que puedo seguir haciendo esas cosas, sólo que ya no puedo hacerlo todo al mismo tiempo. Mientras estaba haciendo la película no estaba involucrado en ningún proyecto musical… y ahora estoy trabajando en un nuevo disco y no trabajo en ninguna película.

: Supongo que el mal trago con la distribución de tu primera película no se habrá repetido con esta… Ahora que el cine de género está de moda y tus pelis dan buenos dividendos, ¿son los productores los que te buscan a ti?
Cuando uno produce beneficios, como bien decís, no hay ningún problema. Todo el mundo está feliz y ya no importan otras cuestiones. Esto siempre es así.

: En “La Casa de los Mil Cadáveres” usaste la casa que sirvió de decorado a “La Casa más divertida de Texas”, aquella peli con Burt Reynolds, y llegaste a rodar algunas secuencias en el sótano de tu casa… ¿Ha habido alguna anécdota de este tipo en el rodaje de “Los renegados del diablo”?
Lo más curioso que ha ocurrido en este rodaje es que justo antes de comenzar a filmar, acababan de terminar de rodar en ese lugar el remake de “Helter Skelter”, una película relacionada con el caso de la familia Manson. Me resultó muy curioso en su momento.

: Más curiosidades. Diseñaste una secuencia de animación para “Beavis & Butthead Do America”, ¿qué puedes contarnos de “The Haunted World of El Superbeasto”, otro toon obra tuya?
¡Sí, El Superbeasto es el proyecto principal ahora mismo! Es una película de animación que debería estar terminada para el próximo agosto, si todo va bien. El Superbeasto es una especie de luchador mejicano enmascarado en plan superhéroe que vive en un mundo de monstruos. Es una comedia, pero definitivamente para adultos.

“Ya he trabajado con casi todos los que quería trabajar: Iggy Pop, Ozzy Osbourne, Alice Cooper. Ya está bien por ahora”

: Has realizado duetos con Ozzy Osbourne, Alice Cooper… incluso con Howard Stern. ¿Te queda algún partenaire soñado?
Probablemente, pero ahora mismo no puedo pensar en nadie. Ya he trabajado con casi todos los que quería trabajar: Iggy Pop, Ozzy Osbourne, Alice Cooper. Ya está bien por ahora.

: Este año se cumplen veinte años del nacimiento de White Zombie y tú en enero soplarás cuarenta velas, ¿cómo te ves dentro de otros veinte?
Es difícil de decir. El tiempo pasa tan rápido que no parece que fueran veinte años, pero creo que en los próximos veinte me quiero concentrar más en la faceta cinematográfica que en la musical. Parece que la gente disfruta más de algunas cosas con el paso del tiempo. Algunos discos que en el momento de su lanzamiento tuvieron buena acogida ahora son aun más reconocidos y lo mismo ocurre con las películas. “La Casa de los 1.000 Cadáveres” tiene sólo cuatro o cinco años y ahora viene mucha más gente a decirme cuanto le gustó la película. Parece que todo lo que hago gustara más con el paso del tiempo… ¡y creo que eso es un buen síntoma!

: Curiosidad malsana: como buen gourmet del cine de terror, ¿alguna recomendación a nuestros lectores, sea pasada, presente o futura?
Voy a decir “The Wicker Man” (dirigida por Robin Hardy en 1973). La volví a ver la semana pasada y la verdad es que había olvidado lo buena que es.

FREEK! te recomienda:

La Mota


Deja tu comentario


cinco + 3 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD