Yllana & L’om Imprebis. Pitonisos del humor

En el Teatro Alfil de Madrid, se representa la versión española de Flying Circus. Los protagonistas, además de los Monty Python, son Yllana y L´om Imprebis, dos de las compañías de teatro españolas con más nombre y más humor. Sus responsables nos cuentan cómo se gestó este proyecto. También les preguntamos de dónde vienen, a dónde van…

 

: ¿Por qué decidís embarcaros conjuntamente en este proyecto? ¿Por qué los Monty Python?
Una compañía francesa hizo una adaptación al teatro de esta teleserie y la experiencia nos inspiró a todos. Flying Circus era un proyecto de gran interés para las dos compañías, sobre todo por ser un clásico del humor y de la comedia en la historia de la televisión. Intuíamos que éste era el proyecto ideal para comenzar una nueva relación. Los Monty Python se han convertido en un referente no sólo para nosotros sino para un sinfín de humoristas a lo largo de la historia reciente. Ellos, como artistas y como cómicos, y con ese humor absurdo, surrealista y punzante, siempre serán una fuente de inspiración.

: ¿Vais a medias en todo? Es decir, ¿cuánto hay de Yllana y cuánto de L´om Imprebis en esta historia?
Prácticamente todas las labores han sido y están siendo compartidas. El trabajo artístico y de dirección estuvo a cargo de Santiago Sánchez (L´om Imprebís) y de Joseph O’Curneen (Yllana) y aunque los sketches se repartieron entre los dos y se trabajaron por separado, se vio que había una gran sintonía, por lo que se pudo conseguir una visión global común y un margen creativo para que pudieran trascender, en el trabajo final, estilos y particularidades de ambas compañías.
El grado de fidelidad al material original suscitaba un debate constante, porque además de la traducción, había una importante labor de adaptación. No íbamos en busca de réplicas de los actores originales sino de buenos actores capaces de transmitir comicidad. Partíamos con una ventaja: contábamos con actores de nuestras propias compañías que aportaban mucha experiencia en este aspecto.

: ¿Es difícil hacer gracioso el humor inglés en español?
Cuando Los Monty Python nos cedieron los derechos de su teleserie nos sentimos muy honrados y afortunados pero también fuimos conscientes de la gran responsabilidad. No podíamos defraudar a un público conocedor de los Monty Python y, a la vez, debíamos crear algo que fuera capaz de seducir a otras generaciones que los desconocían. No había que españolizar mucho ya que el material original era excelente e universal.

: Los Monty Python comenzaron en teatros, siguieron en televisión y después pasaron al cine. ¿Se os pasa por la cabeza la misma trayectoria con este o con otro proyecto?
La trayectoria podría ser similar ya que hay varias propuestas en marcha tanto para cine como para televisión. El tiempo lo dirá.

“Sí hay un denominador común en todas las apuestas de Yllana, el humor”

: Ahora hablemos de cada una de las compañías… Yllana, desde sus comienzos a principios de los 90 ha mantenido una línea pero también ha evolucionado y ha crecido como empresa. ¿Qué queda de aquellos tiempos de “Muu!”, vuestra primera obra? ¿Sentís que habéis cambiado mucho?
“¡Muu!” queda muu lejos. Eran los comienzos de Yllana y su larga trayectoria en el género de la comedia y del gesto. ¡Son casi quince años y ahí seguimos! Pensamos que aun hay mucho por desarrollar en este terreno. La incorporación de actores nuevos nos ha aportado frescura y novedad. El cambio es inevitable y es bueno. Aún mantenemos la ilusión de los primeros días… ¡Con lo difícil que es eso!… Pero es cierto. Hemos producido y dirigido varios espectáculos de texto, estamos iniciando nuevas producciones de obras clásicas de la historia de la comedia para el Teatro Alfil como  “La Cantante Calva” de Ionesco, y tenemos un nuevo proyecto entre manos, el “Internacional Gag Institute” (www.gaginstitute.net) la primera escuela de humor. Se impartirán cursos y talleres para actores y escritores interesados en hacer de la risa su herramienta de trabajo.

: Os fue fácil introduciros en el mercado internacional gracias a vuestro humor sin palabras. Tanto es así que a los pocos años creáis una compañía B para poder diversificaros. ¿Cómo empezasteis a moveros por el extranjero?
Algunos festivales internacionales de importancia nos abrieron las fronteras al mercado internacional. Fue tal la demanda que nos vimos obligados a crear una segunda compañía para repartirnos el trabajo. Mientras nosotros girábamos por Europa la segunda compañía giraba por América.

: En vuestros tres primeros montajes, “Muu!”, “Glub glub” y “666” los actores son los miembros de la compañía, pero a partir de ahí,  decidís contar con actores diferentes y colaborar con otras compañías. Hipo, Rock&Clown, Spingo, ahora La Cantante Calva… En vuestra faceta como productores, ¿qué es lo que os mueve a la hora de elegir un nuevo proyecto?
Quizá sea la intuición. No hay nada que te garantice que un proyecto acabe teniendo éxito. Incluso los que aparentemente reúnen todos los ingredientes necesarios pueden fracasar. Sin embargo, sí hay un denominador común en todas las apuestas de Yllana, el humor.

: En el 96 os hacéis cargo de la gestión del Teatro Alfil.
Supuso para Yllana cumplir un sueño, como lo sería para cualquier compañía de teatro. El Alfil es Yllana. Yllana es el Alfil. Un espacio comprometido con el humor y la comedia. Actualmente Yllana produce, distribuye, programa dos teatros madrileños y gira con sus espectáculos.

: Hablamos ahora con Santiago Sánchez, de L´om Imprebis. Tenéis dos líneas de trabajo: la improvisación en escena, Imprebis,  y el teatro de texto. Empecemos por las improvisaciones. Cada espectador escribe algo en un papel a la entrada del teatro.  Los actores eligen al azar las “papeletas ganadoras” y representan los temas propuestos. Aparentemente no ha variado, pero supongo que vosotros sentiréis el espectáculo de manera diferente después de casi mil funciones. ¿Qué diferencias hay?
El próximo año cumplimos doce representando “Imprebís”. Celebraremos una temporada especial festejando las más de mil funciones y su estreno en diez países. Ha ido creciendo con el tiempo. Varía nuestro punto de vista sobre lo que los espectadores quieren ver en el escenario y la propia madurez de todo el equipo,  lo que lo hace cada día más mordaz y punzante.

: Seguro que tenéis un montón de anécdotas…
Hay espectadores que repiten una y otra vez,  para ver si sale su tema, si hay truco… Y se convierten en especialistas de Imprebis: “Si ponemos así la papeleta hay más posibilidades”,  “Metemos varias con la misma frase”. En Barcelona, más de 50 amigos le regalaron a una compañera la entrada por su cumpleaños. Todos pusieron un tema referido a los ligues de Isabel, que así se llamaba la chica. Fue la gran noche de Isabel. Al final saludó con nosotros.

: Respecto a vuestros trabajos teatrales de texto, tenéis en cartel “El Quijote”. A pesar de la múltiple oferta quijotesca de este año, va a ser difícil encontrar otro montaje con tan buenas críticas. ¿Qué os planteásteis cuando decidísteis acometer este proyecto?
Lo mismo que cuando hacemos “Imprebis”. Hacer una obra fácil, directa y que llegue al público de una forma sencilla. Si además en “El Quijote” contamos con una historia tan rica y unas palabras como las de Cervantes, el resultado a la fuerza es divertido y atrayente. Por encima del centenario, está nuestro cariño por el personaje.

: Nos cuentan que habéis sido elegidos por la SGAE para impartir un curso como ejemplo de compañía de formato medio. Así, a grosso modo, ¿qué vais a contar en el curso? Es por saber nosotros cuál es el secreto…
En los últimos años nuestra compañía ha crecido mucho. Ahora trabajan 26 personas entre actores, técnicos y personal de gestión. A la vez compartimos con 7 empresas labores de promoción, prensa, distribución, coordinación técnica, etc. Intentaremos contar cómo ha sido este proceso de crecimiento y qué métodos nos han servido que puedan ser útiles para otras compañías.

: Estaremos pendientes.

FREEK! te recomienda:

Violeta Hernandez


Deja tu comentario


siete × 5 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD