Paul Naschy, el increíble monstruo orquesta

No todos los días se tiene la oportunidad de entrevistar a un hombre que ha sido todos y cada uno de los monstruos míticos de la literatura y el cine. No, no voy a hablar con uno de los Skrulls; ya sabéis, aquellos monstruos multiformes enemigos de Los 4 Fantásticos… Voy a encontrarme con alguien tan mítico como Bela Lugosi o Vincent Price, pero español y aparentemente más cercano. Estoy hablando de Paul Naschy, también conocido por el hispánico nombre de Jacinto Molina.

 

El hombre que hizo popular el nombre de Waldemar Daninsky, quizá el hombre lobo más famoso del cine en los últimos cuarenta años. Además, y por si fuera poco, Molina ha intervenido en filmes tan míticos como “La noche de Walpurgis”, “El huerto del francés”, “El retorno del hombre lobo”, “La bestia y la espada mágica” o “El caminante”. Ante tamaña leyenda, yo, un hombre que siempre le tuvo miedo a las criaturas de la noche, me estremezco. Sin embargo, pese a los muchos monstruos que ha encarnado Naschy, el maestro es una persona bastante apacible, aunque, eso sí, lo suficiente misterioso como para mantener cierta aura inquietante.

La excusa para este encuentro es “Rojo Sangre”, la película de Christian Molina donde Naschy interviene como guionista y principal protagonista. En el filme, Naschy interpreta a Pablo, un viejo actor en paro que se fija una misión exterminadora: acabar con todos aquellos famosillos de la prensa rosa que han sustituido a los verdaderos profesionales del cine y la televisión. Un largometraje que, en definitiva, es una crítica mordaz a la situación actual del mundo del espectáculo y del periodismo. Naschy, que califica esta situación de “intolerable e inmoral”, ha querido reflejar en el filme “el mundo patético del que fue y ya ha dejado de ser”.

Sin embargo, lejos de dar al filme un toque realista, la película introduce un elemento fantástico: el pacto que establece el personaje con el diablo. Al fin y al cabo, como dice Naschy: “El Diablo está detrás de todas las situaciones que estamos viviendo en España”. Una afirmación que, dicha en los labios de un actor que interpretó a Waldemar Daninsky, hiela realmente la sangre.

“El Diablo está detrás de todas las situaciones que estamos viviendo en España”

“Rojo sangre” es además un verdadero festín para los fans de Jacinto Molina. En la película, el maestro vuelve a encarnar a Jack el Destripador, Iván El Terrible, Rasputín y Gilles de Rais. La excusa para incluirlos en un filme actual está traída algo por los pelos: el actor asesina a sus víctimas vestido con las ropas de estos monstruos reales.

En definitiva, como se encarga de remarcar nuestro hombre lobo favorito, “el largometraje tiene algo de melodrama, comedia negra, película de asesino en serie, sátira social y mucho de reflexión sobre el mundo del cine.

A pesar del interés del interés relativo de “Rojo Sangre”, Naschy es importante sobre todo por su papel decisivo en la historia del cine de terror español e internacional. Sobre su cine y el de otros directores españoles (ver “Paul Naschy opina sobre…”) que practicaron el género durante los sesenta y los setenta, el mítico realizador, guionista y actor es concluyente: “En aquella época el cine fantástico se tomaba muy en serio; y esa seriedad ha permitido que sea considerado hoy como un cine de lujo. Al fin y al cabo, la realidad de las cosas se va viendo con el tiempo. En este sentido, podemos ver que las películas que nosotros hicimos son adoradas, mientras que estas otras (por las actuales) van muriendo con el tiempo”.

La clave de esta vigencia del viejo cine fantaterrorífico español se encuentra, según el protagonista de “La noche de Walpurgis”, en las fuentes de las que bebía ese cine, o sea, el expresionismo alemán, la Hammer británica y la Universal norteamericana. Al fin y al cabo, como declara el protagonista de “El Caminante”, un filme de la Universal (“Frankenstein y el hombre lobo” de Roy William Nelly, 1943) fue la película que empujó a un joven Jacinto Molina a dedicarse al negocio del cine.

Unas influencias que el director no parece ver en una generación de directores que se toman el cine con un toque demasiado irónico. Naschy, en este aspecto, es categórico: “Nadie puede tomarse a broma el Mal”. Dicha por el maestro de los monstruos, la frase toma un cariz extraño que vuelve a ponerme los pelos de punta.

En fin, escalofríos aparte, lo que sí queda claro es la seriedad con la que Naschy ha afrontado siempre su trabajo. En muchas ocasiones, como en el caso de la famosa escena de la lucha de las ratas de “El jorobado de la Morgue”, sus deseos de dar el mayor realismo a la escena le llevaron a enfrentarse con un puñado de malditos roedores que llevaban unos cuantos días sin probar bocado.

Lejos de limitarse al mundo del terror, Jacinto Molina es un ejemplo único de hombre orquesta. Entre otras cosas, este maestro del fantástico ha sido campeón de halterofilia, ilustrador de discos de rock o director de documentales de arte.

Unos límites que, como se encarga de remarcarme Naschy en nuestro encuentro, tampoco han existido en el ámbito geográfico. Nuestro monstruo más internacional ha trabajado en lugares tan dispares como Japón o Estados Unidos. En el país nipón, además de conocer a gente tan interesante como Akira Kurosawa o Toshiro Mifune, el maestro dirigió una de sus obras más interesantes: “La Bestia y la Espada Mágica”, un filme que mezcla con absoluta maestría el tema de los samuráis con el mito del hombre lobo.

Por otra parte, en Estados Unidos, donde nuestro hombre es considerado un maestro del cine de terror, el actor acaba de trabajar en “Crimson Tears” (Donald F. Glut), una historia de vampiros, y “The Unliving” (Fred Olen Ray), una especie de versión norteamericana del personaje de Waldemar Daninsky.

Tampoco parece que la edad sea un obstáculo para Jacinto Molina. A sus más de sesenta años, parece más activo que nunca. Además de sus dos recientes proyectos americanos y de “Rojo Sangre”, el actor es el protagonista de “Rottweiler”, el nuevo filme de Brian Yuzna (“The Dentist”).

En definitiva, ¿existe algún límite para alguien que ha interpretado a todos los monstruos habidos y por haber? Yo, personalmente, no lo pude comprobar en mi charla con él. Lo que sí he podido comprobar en mis propias carnes es que, desde mi encuentro con Naschy, los días de luna llena tengo unas intensas ganas de aullar.

PAUL NASCHY OPINA SOBRE…

…LEON KLIMOVSKY

“Gran profesional y gran amigo que significó mucho para mí en una época que nunca olvidaré. Tenía mucho talento, mucho más del que pudo demostrar. Además sabía más de cine que los ratones colorados. Fue para mí como un hermano mayor”.

…JAVIER AGUIRRE

“Un buen director, aunque quizá demasiado frío. Un hombre que tenía oficio, pero que no siguió cultivando el terror. Fue una pena porque creo que podría haber hecho grandes cosas. Ahí está como prueba ‘El jorobado de la Morgue’”.

…JESÚS FRANCO

“Yo siento por él un gran respeto. Pienso que tiene una primera etapa muy buena, cuando realizó ‘Gritos en la noche’ y ‘Miss Muerte’, aunque después tuvo una época demasiado oscura. Mi contacto con él ha sido breve, aunque bueno, y, pese a lo que la gente diga, no hay rivalidad entre nosotros”.

…CHICO IBÁÑEZ SERRADOR

“Gran director, pero con una obra muy breve. Sorprende, y yo soy el primer sorprendido, que haya conservado el prestigio pese a tener sólo dos películas. En particular, me gusta mucho ‘La residencia’. A mí ese ambiente gótico y esa perversidad que tiene, me atrae.”

…CARLOS AURED

“Es un director interesantísimo. Tiene además una película que se ha convertido en un verdadero objeto de culto: ‘El espanto surge de la tumba’. La película tiene algo erótico, maligno y perverso que funciona muy bien.”


LAS PELÍCULAS FAVORITAS DEL HOMBRE LOBO

DE SU PROPIA CARRERA COMO DIRECTOR:

- “El retorno del Hombre lobo” (1980)

- “El Caminante” (1979)

- “El huerto del francés” (1977)

- “La Bestia y la Espada Mágica” (1983)

DEL GÉNERO DE TERROR:

- “Al final de la escalera” (Peter Medak, 1980)

- “Frankenstein y el hombre lobo” (Roy William Nelly, 1943)

- “El resplandor” (Stanley Kubrick, 1980)

- “Nosferatu” (F.W. Murnau, 1922)

- “El Golem” (Paul Wegener y Carl Boese, 1920)

 

FREEK! te recomienda:

Julio Vallejo

Creció queriendo ser un héroe Marvel. Sin embargo, las películas, los libros y la música se cruzaron en su camino y, desde entonces, se fijó como meta escribir de asuntos más o menos culturales. Desde entonces lo ha hecho en Lainformacion.com, Europa Press, Freek Magazine, Cine para leer, Culturamas,Tendencias Magazine, Notasdecine.es, Aviondepapel.tv, los libros “Cine para leer” o la agencia Coveritmedia, entre otros medios.


Deja tu comentario


nueve − 3 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD