La revisión calmosa

“Animal Serenade” (Sire Records · Warner, 2004)

Lou Reed regresa a los escenarios para hacer síntesis de sus tres últimos álbumes y revisar de paso algunos viejos éxitos. Acompañado por una banda sólida (el guitarrista Michael Rathke, el bajista y percusionista Fernando Saunders y la violonchelista Jane Scarpantoni) y recluido en locales de poco aforo, Reed propone un espectáculo sobrio que, lamentablemente, se aleja con frecuencia de la vertiente más transgresora que cabe esperar. La mayoría de los cortes no se adaptan bien a la actitud calmosa de un grupo encorsetado que alarga demasiado las canciones y que se entretiene mucho en repetir una y otra vez los estribillos.

A pesar de todo, hay momentos brillantes como el rabioso solo de cello en “Venus in Furs” o la candidez de “The Day John Kennedy Died” y “Sunday Morning”. También destaca “Dirty Blvd.” , uno de los pocos momentos eléctricos en los que Lou Reed suena a sí mismo. Saunders colabora con “Revien Cherie”, una bonita canción de amor que, no obstante, se encuentra desubicada dentro del disco. Y como colofón, un “Heroin” descafeinado que ya no se cree nadie.

Es “Animal Serenade”, en resumen, un disco prescindible, que revisa canciones que funcionaban mejor en su forma original y que muestra la cara más aburrida del -a pesar de todo- maestro Reed.

 

FREEK! te recomienda:

Samuel Tristán


Deja tu comentario


cuatro × 9 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD