Lo-fi sisters

“La Maison De Mon Reve” (Touch & Go · Green Ufos, 2004)

Al lado de esto, lo que hasta ahora se haya vendido como pop lo-fi es más o menos equivalente a una masterización en Abbey Road. La nueva apuesta de la intachable casa Touch & Go es tan valiente como sorprendente.

Cuenta la historia, si es que uno quiere creérsela, que las hermanas Sierra y Bianca Casady fueron separadas desde muy jovencitas. La primera de ellas emprendió una carrera profesional como cantante de ópera, que la llevó desde su Brooklyn natal hasta Roma o París, su actual residencia. La segunda se dedicó a la sociolingüística, las canciones y los poemas. Punto y seguido. Bianca huye a la capital gala y pide auxilio a su hermana. Tras ocho meses de reencuentros e historias nace CocoRosie.

Pero, ¿qué es CocoRosie? Buena pregunta. Básicamente la anémica guitarra de Bianca y las voces combinadas de ambas, que encuentran un hipnótico lugar entre el gospel, las canciones tradicionales caribeñas, el pop desastrado femenino (no será raro encontrar cierta comunión con Liz Phair, Lisa Germano o incluso Stina Nordenstam) y el experimento porque sí.

Rozando a veces la parodia (¿o no es ese título, “la casa de mis sueños”, parte de la irónicamente devota “By Your Side”?), alumbrándose con ritmos de juguete y ecos lejanos, CocoRosie se ganan la bienvenida por méritos propios.

FREEK! te recomienda:

Pablo Vinuesa

Afectado por ese mal de la Bahía que es el Síndrome del Quedator, Pablo Vinuesa tomó las peores decisiones posibles para jorobar las (pocas) oportunidades que tenía en este mundo de ser una persona de provecho, encaminándose por las vías del pecado y del rocanrol. Desde entonces, ha ejercido labores de todo tipo, desde despachar discos cual frutera de barriá hasta programar festivales de electrónica de vanguardia, con todo lo que queda por medio, que no es poco, pero por encima de todo siempre ha estado dispuesto a azotar con su pluma a esa cuadrilla de músicos vagos, mariquitas, rojos y masones que bien se merecen uno y mil escarnios públicos. Peace, biatch!


Deja tu comentario


9 − = siete

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD